La defensa de la policía municipal Raquel Gago pedirá nuevamente su libertad la próxima semana

Avierte de que si estuviera implicada no habría entregado la pistola en comisaría sino que la habría hecho desaparecer.

La defensa de la policía municipal Raquel Gago, imputada por su presunta implicación en el asesinato de la presidenta del PP y de la Diputación de León, Isabel Carrasco, ocurrido el pasado día 12 de mayo, ha anunciado su intención de solicitar la próxima semana, por segunda vez, la excarcelación de la funcionaria, que permanece presa desde hace mes y medio en el penal leonés de Mansilla de las Mulas.


Tras una primera negativa de la juez instructora, los defensores de la funcionaria volverán a la carga la semana próxima a fin de reiterar su puesta en libertad, petición que, tal y como explican, fundamentan en el análisis de los 1.600 folios del sumario de la causa, una vez levantado el secreto del mismo, y tras comprobar que "no existen argumentos de peso para que esta chica continúe encarcelada".

Y es que, como así refieren los defensores, "unas simples sospechas o el hecho de que ella tuviera algunas lagunas no son suficientes para justificar su encarcelamiento, pues en derecho penal el que acusa tiene que probarlo", y en el presente caso ambos letrados insisten en que Raquel Gago es absolutamente inocente, a lo que añaden la circunstancia de que ni la autora confesa, Montserrat Gago, ni su hija, Triana, han incriminado en momento alguno a su patrocinada.

Además, los representantes legales de la agente coinciden al señalar que ésta, pese a la amistad que mantenía con Triana, ni sabía ni participó en el crimen, pues en tal caso "no habría entregado el arma homicida en comisaría sino que la habría hecho desaparecer" y, además, una vez conocido el hecho se vio sumida en un "estado de shock porque para nada sospechaba de que fueran a cometer esa barbaridad".

Mientras tanto, los defensores continúan con su programa de visitas a la policía municipal, "que se encuentra desolada porque pensaba que la iban a poner en libertad", y desconocen cuándo se producirá su traslado al módulo de funcionarios de la prisión abulense de Brieva, algo que, como así han recordado, ya ha sido autorizado por Instituciones Penitenciarias pero cuya ejecución está a expensas de las necesidades del proceso instructor y de lo que resuelva la juez.