La defensa de la Infanta Cristina recurre para que no se siente en el banquillo

La Infanta Cristina llega a los juzgados de Palma

El bufete de Miquel Roca presenta un recurso de apelación para que no se le abra juicio oral como ha dictado el juez Castro por su impliación en el caso Nóos.

La defensa de la Infanta Cristina a presentado este viernes ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma un recurso de apelación contra el auto de apertura de juicio oral dictado el día 27 de diciembre por el juez Castro por su impliación en el Caso Nóos, en el que se le imputan dos delitos fiscalesLos abogados de la Infanta han presentado este recursodirectamente a la Audiencia, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Baleares después de que Castro decidiese sentar en el banquillo de los acusados a la hermana del Rey.

 

Castro considera que su papel fue imprescindible para que su marido, Iñaki Urgangaríndefraudase hasta 337.138 euros a Hacienda a través de Aizoon, empresa presuntamente pantalla de la que ambos son propietariosAsí lo decidió en el auto de apertura de juicio oral del Caso Nóos, en el que finalmente resolvió no aplicar sobre la duquesa de Palma la denominada doctrina Botín, que impide juzgar a alguien si únicamente le acusa quien ejerce la acción popular.

 

Para justificar su petición de ocho años de cárcel -cuatro por cada uno de los dos delitos fiscales-, Manos Limpias considera que la duquesa incurrió en una agravante, y fue la de haber interpuesto una sociedad para ocultar la verdadera identidad de los obligados tributarios. En su auto, Castro proclamaba que "lo que tu defraudas, lo pagamos todos", aseverando cómo la propia Agencia Tributaria ha impulsado en los últimos años "eslóganes" y campañas como "Hacienda somos todos" con el objetivo de evitar conductas ilícitas contra el fisco.