La defensa de García Marcos recurrirá la sentencia del caso 'Malaya'

Isabel García Marcos, acusada en el caso Malaya

La defensa de la ex primer teniente de alcalde de Marbella Isabel García Marcos recurrirá la sentencia dictada en el caso 'Malaya', en la que se condenó a la exsocialista a cuatro años de prisión por los delitos de cohecho pasivo continuado para acto injusto no realizado y alteración del precio de subasta y concurso.

Según han confirmado fuentes de la defensa a Europa Press, existen "muchos" argumentos para presentar recurso ante el Tribunal Supremo, apuntando que se alegará infracción de ley tanto respecto a los dos delitos y vulneración de la presunción de inocencia, aunque todavía están examinando la resolución, que cuenta con más de 5.700 folios, y que fue notificada el pasado viernes.

En el registro de la vivienda de García Marcos se encontraron en una caja fuerte camuflada, 376.000 euros en efectivo en distintos sobres, 11 en total. "Las cantidades que contienen dichos sobres se corresponden y coinciden en algunos supuestos con las diversas entregas que hacía constar Roca en su contabilidad", dice la sentencia.

Para la Sala, "no gozan de credibilidad alguna" la explicación de la acusada de que eran "ahorros que ha ido guardando toda su vida", parte de una herencia y cantidades que iba sacando de la cuenta donde ingresa la nómina, así como indemnización por asistencia a plenos; y de que lo guardaba en casa por "miedo de que su exmarido pueda utilizar ese dinero, que es de su hija".

Se considera "contrario a la lógica y a la experiencia" que una persona "disponga de tan elevada cantidad de dinero en el propio domicilio, sin obtener rentabilidad alguna del mismo", y se añade que, "además, tiene el dinero guardado en sobres como los que entrega Roca, haciendo constar el nombre, las iniciales del concejal y la cantidad contenida en el anverso o reverso del mismo".

"La realidad es que la señora García Marcos falta a la verdad descaradamente. Está en su derecho a mentir, pero no puede hacer creer a la Sala la procedencia lícita del dinero que refiere, sin prueba objetiva", según se pone de manifiesto en la sentencia, en la que se le impone una multa de 700.000 euros por el delito de cohecho continuado.

La Sala tiene "la firme convicción de que tales cantidades obedecen a las dádivas que le entrega el señor Roca a cambio de su estrecha colaboración en la corrupción generalizada existente en el Consistorio marbellí y que ella había propiciado en contra de sus palabras de transparencia y honestidad proclamadas en la moción de censura".

Asimismo, el Tribunal da especial importancia a las escuchas telefónicas que fueron intervenidas durante la instrucción y en las que participa esta acusada, de las que se desprende, a juicio de la Sala, que está "dispuesta a cobrar por toda la labor que como funcionaria pública asume voluntariamente realizar a cambio de un sueldo al ser elegida".

"Es hiriente oír la desfachatez con la que asume que ella debe cobrar al otorgamiento de las licencias, de los proyectos de ejecución, de los pases de la parcela, y de la construcción que en la misma se realice", poniendo como ejemplo la Sala un momento de la conversación en la que dice "yo, papel que hago, papel que cobro y si no, no lo hago", hablando en presente.