La debilidad y la necesidad de cambio marcan, para Izquierda Unida de Ávila, la situación del mercado laboral en este arranque de 2016

La pérdida de población o el saldo negativo en movilidad laboral ponen de manifiesto “la verdadera realidad laboral en la provincia abulense más allá de las frías cifras de desempleo”      

Izquierda Unida de Ávila analiza “negativamente” la situación laboral en Ávila tras un cierre de 2015 con 15.882 personas en situación de desempleo, la reducción de parados con derecho a prestación, el incremento de la temporalidad o el saldo negativo en movilidad laboral. Todo ello en un contexto de pérdida de población. “Comenzamos el 2016 como cerramos el 2015, con el empleo como uno de los principales problemas a solucionar en esta provincia” comenta José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, tras un cierre de año con 16 parados menos en el mes de diciembre y unas cifras globales de 15.882 parados. 

 

“Es indudable - señala José Alberto Novoa -  que toda  reducción en las cifras del paro tiene una lectura positiva”, indica respecto a la caída en 1.402 parados en el cómputo anual de 2015, “sin embargo las mismas hay que verlas desde una perspectiva global en una provincia que este 2015 ha perdido 2.090 personas o en la que más de 3.000 abulenses han formalizado su contrato fuera de esta provincia” señala el coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila. “Esta provincia sigue perdiendo activos por culpa de la falta de oportunidades laborales en un escenario cada vez más debilitado y en el que sólo procesos puntuales y coyunturales permiten un alivio en las listas del paro”. Procesos puntuales que “en el caso de esta campaña de Navidad únicamente ha servido para reducir las listas de desempleo en 16 personas, lo que nos hace temer unos próximos meses complicados si no se es capaz de articular otras vías para la generación de empleo”. 

 

Se pide por ello desde Izquierda Unida de Ávila una “visión global y completa de lo que está ocurriendo, porque sin una apuesta decidida por la industrialización, por la eliminación del peaje y las infraestructuras y comunicaciones de calidad con provincias adyacentes, Ávila seguirá estancada en un proceso de pérdida de capacidad  competitiva respecto a provincias adyacentes así como a la devaluación de su economía en el medio rural”. En resumen “2016 seguirá siendo un año en el que desde Izquierda Unida de Ávila vamos a seguir insistiendo en el Plan de Empleo como la herramienta necesaria e indispensable”.