La crisis se ha llevado por delante más de 43.000 negocios emprendidos por mujeres

Comercio en Huelva

Se han perdido más negocios liderados por hombres porque arriesgan más y las expectativas de las mujeres son más prudentes.

Pese a ello, la crisis se ha llevado por delante más de 43.000 negocios emprendidos por mujeres, aunque eso sí, esta cifra es mucho menor que la de los varones. En concreto, desde mayo de 2008 hasta diciembre de 2013 se han perdido en España 357.213 autónomos, de los que 314.023 eran varones frente (el 87,9%), frente a 43.190 mujeres (12,1%).

Así, el ritmo de pérdida de empleo autónomo masculino desde el inicio de la crisis ha triplicado al de las mujeres, con descensos del 13,6% en el caso de los hombres y del 3,9% en el de las mujeres.

A pesar del fuerte retroceso en el número de autónomos registrado en los últimos años, 2013 fue por fin un año positivo para el autoempleo, pues por primera vez en la crisis creció la cifra de emprendedores, con un total de 28.815 altas.

El comportamiento registrado por las mujeres fue más favorable que el de los varones, al haber cerrado 2013 con un crecimiento del 1,9%, frente al 0,4% de los hombres, de manera que el ritmo de crecimiento de empleo autónomo femenino en 2012 multiplicó por cinco el de los varones.

De los 28.815 nuevos emprendedores que sumó el RETA el año pasado, 20.310 son mujeres, el 70,5%. "Numerosos estudios concluyen que la diversidad de género en la economía es rentable puesto que las empresas que la aplican obtienen mejores resultados empresariales", ha subrayado la responsable del área de la Mujer de ATA, Ana Cabrero.

No obstante, el peso de la mujer autónoma en España es aún muy inferior al de los varones, ya que representan el 34,8% del total de autónomos, es decir, que uno de cada tres trabajadores por cuenta propia es mujer, frente a dos de cada tres hombres.

Las mujeres autónomas son más numerosas que los hombres en prácticamente todos los sectores: comercio; hostelería; actividades profesionales, científicas y técnicas; actividades sanitarias; actividades administrativas; actividades financieras y de seguros; actividades artísticas y de entretenimiento, y actividades inmobiliarias.

Por su parte, además de en la construcción, los varones son más numerosos proporcionalmente en la agricultura, el transporte, la industria y el sector de información y comunicación.

Noticias relacionadas