La crisis 'se come' una cuarta parte de los ingresos de la industria automovilística

La cifra de negocio de los fabricantes de automóviles instalados en España se situó el pasado año en 38.466 millones de euros

La industria automovilística española ha visto reducida su facturación en una cuarta parte en el período comprendido entre los años 2007 y 2010, como consecuencia de los efectos de la crisis económica, según datos de la Asociación Española a Fabricantes de Automóviles (Anfac) recogidos por Europa Press.

En concreto, la cifra de negocio de los fabricantes de automóviles instalados en España se situó el pasado año en 38.466 millones de euros, lo que se traduce en una reducción del 25,69% en comparación con los 51.768 millones de euros contabilizados en el ejercicio de 2007.

Esta caída de los ingresos se explica tanto por el debilitamiento de las exportaciones como por la abrupta caída del mercado interior, que en los últimos ejercicios ha perdido la mitad de su tamaño al pasar de 1,6 millones de unidades en 2007 a unas 800.000 matriculaciones en el presente ejercicio.

De su lado, las exportaciones también se han resentido por la crisis aunque en menor medida, dado que el descenso entre 2007 y 2010 se sitúa en el 13,3%, al pasar de 2,39 a 2,08 millones de unidades. La producción total ha caído un 17,6% en el mismo período, hasta 2,38 millones de vehículos.

10.000 empleos menos
En cuanto al empleo total que genera el sector del automóvil, sumando los puestos de trabajo directos e indirectos, su proporción sobre la población activa se ha reducido levemente, pasando del 9% en 2007 al 8,7% en 2010.

En el caso concreto de las fábricas de automóviles implantadas en España, la plantilla total se situaba al cierre de 2010 en 58.043 trabajadores, lo que supone que durante la crisis se han destruido más de 10.000 empleos, pues en 2007 la cifra era de 69.929 trabajadores.