La crisis quita el sueño a más del 40% de castellanoleoneses, que intentan conciliarlo con tele y plantas medicinales

Siete de cada diez encuestados prefieren un preparado farmacéutico de origen vegetal a uno sintético
Más del 40 por ciento de los castellanoleoneses asegura tener problemas para dormir como consecuencia de la crisis económica, y sólo las plantas medicinales y la televisión les ayuda a conciliar el sueño, según una encuesta realizada por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infinito).

Del estudio también se desprende que siete de cada diez encuestados prefieren un preparado farmacéutico de origen vegetal a uno sintético para poder dormir, aunque el primer somnífero de los españoles es la televisión, ya que según otra encuesta realizada por el mismo Centro entre 1.700 internautas, casi un 60 por ciento reconoce que la televisión les ayuda en este sentido.

Por otro lado, cerca del cinco por ciento confiesa que hacer el amor es lo que más le relaja y predispone para dormir, un porcentaje similar a quienes optan por un somnífero, mientras que la música sirve para tener dulces sueños a uno de cada cinco entrevistados, con un ocho por ciento que prefiere un libro y un tres por ciento que se decanta por la radio.

Las principales razones aducidas por lo castellanoleoneses para no dormir son la combinación del paro, ya sea porque se sufre o porque se tiene miedo a perder el empleo, y los problemas económicos, con más de la mitad de los casos, seguidas de los problemas de salud.

El horario al acostarse también influye en la calidad del sueño, y en este sentido, uno de cada cinco encuestados confiesa acostarse más tarde que antes, aunque ese porcentaje sube hasta casi la mitad entre los jóvenes españoles de entre 18 y 29 años, los cuales han retrasado la hora de acostarse para ver la televisión o sentarse frente al ordenador.

Plantas medicinales
Entre las plantas medicinales que pueden encontrarse en la farmacia para dormir figuran la Amapola de California y la Pasiflora, según explica la especialista de Infito en Valladolid, Beatriz Gómez Hernández, para quien la seguridad es la "ventaja" de estas plantas cuando se adquieren en farmacia.

La principal indicación de estos preparados es el insomnio transitorio, aunque pueden utilizarse durante periodos de tiempo "más prolongados" sin que aparezcan "efectos secundarios", señala.

No ocurre así con los somníferos de origen sintético, puesto que "prolongar un hipnótico indefinidamente crea problemas de tolerancia, se necesita una dosis cada vez mayor para conseguir los mismos efectos y aparecen síntomas de abstinencia cuando se suprime", afirma la responsable de la Unidad del Sueño del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, Rosa Peraita.