La crisis dificulta el cumplimiento de más de la mitad de las medidas del Plan de Derechos Humanos, según el Gobierno

En concreto, el documento elaborado por el Gobierno resalta que este año únicamente se ha cumplido con 74 de las 172 medidas totales recogidas en el plan, lo que supone un 43% del total. El año pasado, las medidas cumplidas sí alcanzaban la mitad (un 51,1%), ya que se alcanzó la cifra de 88 medidas

La "grave incidencia" de la crisis ha dificultado el cumplimiento de más de la mitad de las medidas del Plan de Derechos Humanos en España a lo largo del año 2012, según el informe de evaluación elaborado por el Gobierno.

 

   En concreto, el documento resalta que este año únicamente se ha cumplido con 74 de las 172 medidas totales recogidas en el plan, lo que supone un 43% del total. El año pasado, las medidas cumplidas sí alcanzaban la mitad (un 51,1%), ya que se alcanzó la cifra de 88 medidas.

 

   No obstante, en esta ocasión el Ejecutivo ha resaltado que "si bien el porcentaje de medidas cumplidas, por sí sólo, no permitiría alcanzar un aprobado en el cumplimiento del Plan, puede otorgarse tal calificación si junto con las medidas cumplidas se toman en consideración las medidas de desarrollo continuado".

 

   Así, sumando estas medidas, la cifra total roza el 57 por ciento de medidas cumplidas. "A pesar de ser algo modesta, da cuenta de un esfuerzo importante de España en la protección y garantía de los Derechos Humanos", ha recogido el informe.

 

   Asimismo, este porcentaje de medidas en desarrollo contrasta con el 2,91 por ciento de medidas pendientes (cinco en total), "a la vez que pone de manifiesto que tal vez se esté llegando tarde en algunos ámbitos concretos del plan".

 

   El Plan contempla tanto acciones en el exterior como las acciones en el interior. En el caso de las acciones en España, el informe revela que se han cumplido 47 medidas de las 131 totales, una cifra ligeramente superior a un tercio del total.

 

   No obstante, este resultado mejora si a las medidas totalmente cumplidas se unen las medidas de desarrollo continuado, en desarrollo y parcialmente cumplidas, en cuyo caso el porcentaje de medidas "no pendientes" alcanza el 96,9 por ciento.

 

   Al desgranar este último porcentaje llama la atención el de medidas aún en desarrollo --43,5 por ciento-, que resulta "considerablemente elevado" en comparación con el 14,63 por ciento correspondiente a la misma categoría de la 'Acción Exterior'.

 

   El Gobierno entiende que "no se ha producido un cumplimiento efectivo de los objetivos perseguidos" en este apartado. En este sentido, insta a "seguir trabajando", destacando ejemplos como el plan para mejorar las condiciones de vida de la población gitana, que se consideró cumplido en el año 2011 y ahora se encuentra en desarrollo.

 

MEDIDAS QUE "NO TIENEN RAZÓN DE SER"

   Por el contrario, resalta algunas medidas que "no tienen razón de ser" en el momento actual de crisis económica y financiera, como la relativa a la construcción de 1,5 millones de viviendas protegidas en diez años --concebida en el año 2008--. "No encaja en absoluto con la situación que atraviesa España, con un gran número de viviendas vacías".

 

   En este sentido, propone que el parque de viviendas vacías "se incorpore" al mercado del alquiler, "más asequible" que el mercado de compra, de forma que se haga posible el derecho constitucional a una vivienda digna.

 

   En cuanto al apartado de mayor grado de cumplimiento dentro de España, se sitúa la atención a las víctimas, que alcanza un 72,7 por ciento de las medidas. La segunda posición corresponde a la lucha contra la violencia de género (53,8%), después los derechos de los españoles en el exterior (50%) y por último la libertad religiosa (40%).

 

EL COMERCIO DE ARMAS

   Por otra parte, la acción exterior registra 27 medidas cumplidas, lo que supone un 65,8% sobre el total. En este apartado, el Gobierno recuerda que tan solo la primera de las medidas recogidas, consistente en destinar el 50% de la ayuda al cumplimiento de los Objetivos del Milenio, se encuentra pendiente en la actualidad.

 

   Además, recuerda que los supuestos en los que el cumplimiento no es total o los casos de medidas en desarrollo que no han podido ser aún culminadas, "no son imputables a la falta de acción" española, sino al devenir de las negociaciones internacionales en las que no siempre se logra el acuerdo de un número suficiente de Estados para "llegar a buen puerto".

 

   Por ejemplo, el documento resalta la medida que prevé el apoyo del Gobierno a la negociación de un acuerdo internacional para el establecimiento de normas comunes para la importación, exportación y transferencia de armas convencionales, más conocido como el Tratado internacional sobre Comercio de Armas.

 

   "A pesar del notable esfuerzo realizado por España no se ha alcanzado el objetivo final, al no haberse llegado a un acuerdo entre los países participantes en la conferencia para la firma de Tratado de Comercio de Armas que finalizó el pasado 28 de julio", ha señalado.