La contratación indefinida de mujeres menores de 25 años en Castilla y León ha descendido un 52%

Zamora (71%) y León (67%) son las provincias que registran mayor descenso de la contratación de estas profesionales.

Ante la llegada del Día Internacional de la Mujer, Randstad, empresa líder en recursos humanos, ha analizado su situación laboral a través de un informe sobre contratación indefinida entre los años 2007 y 2013. Según los datos analizados, correspondientes al último trimestre de los años seleccionados, Randstad ha detectado que los contratos indefinidos a mujeres menores de 25 años a nivel nacional se han reducido un 58,9%. En hombres, por su parte, el descenso equivale al 53,6%. Para este informe se han analizado cifras del Servicio Público de Empleo Estatal, organismo adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

En el caso de Castilla y León, la contratación indefinida en mujeres menores de 25 años ha descendido un 52%, siete puntos porcentuales por debajo de la media nacional (59%). Por provincias, Zamora (71%), León (67%) y Salamanca (64%) registran el mayor descenso, mientras que Ávila (15%) y Palencia (39%) cuentan con la bajada menos pronunciada.

 

Este descenso de la contratación indefinida en mujeres menores de 25 años se corrobora con los datos del Instituto Nacional de Estadística, donde se aprecia que ha sido uno de los colectivos más perjudicados a lo largo de este periodo, cuya tasa de paro nacional ha pasado el 21,7% en 2007 al 54,4% en 2013.

 

La coyuntura económica ha castigado especialmente a este colectivo de profesionales, el de las mujeres menores de 25 años. La falta de oportunidades para acceder al mercado y especializarse en sus primeros años de actividad laboral dificulta, en gran medida, que las empresas opten por su contratación indefinida. En este sentido, la experiencia laboral es uno de los requisitos a los que se otorga mayor importancia para realizar una contratación.

 

En 2007 uno de cada diez contratos laborales indefinidos se firmaba a una trabajadora menor de 25 años. En 2013, este ratio ha pasado a ser uno de cada veinte. El gráfico anterior ilustra esta afirmación.

 

Desciende la contratación indefinida en mujeres desde 2007

La contratación indefinida en mujeres en general, sin atender a su rango de edad, ha descendido un 26,6% desde 2007. Sin embargo, las diferencias interanuales para los periodos analizados son significativas. Randstad ha detectado que la variación de la contratación indefinida ha sido negativa para todos los periodos salvo en el año 2011, cuando se registró un aumento del 114,7%, ya se pasó de los 53.000 contratos firmados en 2011 a los 115.000 de 2012; es decir, se firmaron más del doble de contratos indefinidos a mujeres en el periodo analizado de 2012 que en 2011, cuando la cifra se situó en su punto más bajo. A pesar de este aumento, el último año volvió a arrojar un dato negativo, en esta ocasión con un descenso cercano al 18%.

 

Este incremento en el periodo 2011-2012 se ve reflejado en el gráfico anterior, que hace referencia al porcentaje de contratos indefinidos firmados a trabajadoras. La variación negativa de los primeros años (2007-2011) cambió de tendencia de forma significativa en el año 2012, situándose cerca del 56%, lo que supone una diferencia de 12 puntos porcentuales respecto a los datos de los hombres (44%). Los datos se han estabilizado en el último año, con una cantidad prácticamente igual de contratos indefinidos firmados a hombres que a mujeres.

 

Cataluña y Castilla-La Mancha experimentan el mayor descenso

A pesar del descenso en la contratación indefinida de mujeres en el territorio nacional, se deben analizar detalladamente las diversas regiones para conocer algunas particularidades. Randstad señala que Galicia y País Vasco son las dos únicas comunidades autónomas en las que la variación ha sido positiva, es decir, que los datos de contratación indefinida de mujeres en 2013 fueron más elevados que los de 2007.

 

Castilla-La Mancha y Navarra, mayor descenso entre las menores de 25 años

La caída de las contrataciones indefinidas es aún mayor si se atiende únicamente al colectivo de las mujeres menores de 25 años. La caída cercana al 59% a nivel nacional se acrecienta o disminuye en función de la región de España en la que se sitúe la profesional.

 

En este sentido, en comunidades autónoma como Castilla-La Mancha y Navarra la variación negativa supera el 70%. Esto significa que de cada 100 contratos que se firmaban en 2007, en 2013 se han registrado menos de 30. Las regiones que han registrado una menor variación negativa son Galicia (-39,6%), Aragón (-43,2%), Canarias (- 50,4%) y País Vasco (-51%).