La consejera vasca, "desilusionada" tras su reunión con Wert, renuncia llevar la LOMCE a los tribunales

La consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura del Gobierno vasco, Cristina Uriarte, ha calificado de "desilusionante" su segunda reunión bilateral con el ministro de Educación, José Ignacio Wert, celebrada este lunes en Madrid, donde ambas administraciones pretendían acercar posturas sobre el anteproyecto de Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). "Nuestra idea era volver a iniciar esta relación bilateral que comenzamos en diciembre, pero nos hemos llevado un chasco", ha afirmado Uriarte a los medios tras el encuentro en la sede ministerial.
MADRID 21, (EUROPA PRESS)



La consejera del gobierno de Íñigo Urkullu (PNV) ha admitido que acudía a Madrid con la intención de plantear al ministro las "premisas irrenunciables" del Ejecutivo vasco "para seguir trabajando en el anteproyecto" de la LOMCE. "La reunión ha sido cordial, pero ha sido una desilusión", ha reconocido Uriarte.

"El ministro nos ha comunicado que el anteproyecto ya está cerrado y que queda relegado al trámite parlamentario", donde el Gobierno vasco intentará negociar sus propuestas. Uriarte ha descartado que su Ejecutivo opte por la vía judicial. "La negociación bilateral está cerrada, pero vamos a intentar seguir trabajando con los grupos parlamentarios", ha aclarado.

"ABIERTOS AL DIÁLOGO"

La nueva consejera vasca, que sólo ha podido participar en la última reunión sectorial sobre el anteproyecto de la LOMCE, había declarado este mismo lunes que viajaba a Madrid "abierta al diálogo" pero con la intención de "mostrarse firme en el ámbito de las competencias de Educación".

En declaraciones a Radio Euskadi recogidas por Europa Press, Uriarte manifestaba su confianza en que pudiera abrirse una negociación en base a dos principios: "el respeto al estatus del euskera y a las competencias del Gobierno vasco en materia educativa".

"La realidad que hay a nivel estatal no es la misma que podamos tener en la comunidad autónoma vasca. Es uno de los puntos en que no estamos de acuerdo", advertía la titular de Educación. Por ello, ha subrayado que el País Vasco no puede "sufrir un mismo tratamiento" que el resto de comunidades del Estado "cuando la situación es completamente distinta".