La confianza del consumidor se mantiene estable en junio

El indicador de situación actual bajó en junio hasta los 30,6 puntos, frente a los 31 puntos del pasado mes de mayo
La confianza del consumidor apenas subió una décima el pasado mes de junio en relación al mes anterior, hasta situarse en 50,6 puntos, según el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) publicado este martes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

La estabilidad de este indicador es consecuencia de un nuevo descenso de la valoración del momento actual, compensado por la mejora de las expectativas.

El ICC recoge mensualmente la valoración de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

En concreto, el indicador de situación actual bajó en junio hasta los 30,6 puntos, frente a los 31 puntos del pasado mes de mayo, con lo que se mueve muy cerca de los valores más bajos de la serie, según ha subrayado el CIS.

El descenso del indicador de la situación actual se ha visto impulsado por la percepción desfavorable de los consumidores sobre la situación general de la economía del país y la de los hogares, en contraste con la mejor percepción sobre la evolución del empleo.

Por su parte, el indicador de expectativas subió siete décimas en junio, hasta los 70,7 puntos, por las mejores perspectivas sobre la economía y el empleo, mientras que han vuelto a retroceder las expectativas sobre la situación de los hogares, que se sitúan muy cerca del mínimo histórico de abril.