La comunidad latinoamericana de Ávila despidió el año con la tradicional quema de monigotes

El Atrio de San Antonio ha sido escenario este martes, un año más, de la tradicional quema y cabalgata de monigotes, propias de países sudamericanos, en una actividad organizada por la Asociación Multicultural por la Integración (AMI) de Ávila.

Esta celebración originaria de los países latinoamericanos, pero abierta a todos los abulenses, ha reunido en el Atrio de San Antonio a cerca de doscientas personas y una decena de monigotes, con participación de personas procedentes de Bolivia, Perú, Colombia y de España.

 
Un concurso ha elegido a los mejores muñecos con diversos premios para los ganadores. Entre los temas, de actualidad, se podía encontrar la crisis, el ébola, la corrupción y el más recurrente fue el fallecimiento de Chespirito, el actor que diera vida al Chavo del 8, personaje muy querido en latinoamérica.

 

De forma paralela, además, se han celebrado concursos de salsa y merengue, además de otro de rastastás para los más pequeños.

 

La fiesta, que tiene como elemento de fondo la tradición de “acabar con lo malo del año que acaba para iniciar un año lleno de cosas buenas”, se inició en el Atrio de San Antonio pasadas las 20 horas con la llegada de los monigotes y la celebración de los concursos.

 

Sobre las  23 horas comenzó la cabalgata por algunas de las principales calles de la ciudad y a su llegada al Atrio de San Isidro, en torno a las 00 horas, se llevó a cabo la quema de los monigotes.