La Comunidad contará con 28 zonas de baño esta temporada, que comenzará el 15 de junio

Castilla y León contará con 28 zonas de baño autorizadas en ríos, gargantas, embalses y lagos repartidos por las diferentes provincias para la presente temporada, que se extenderá del 15 de junio al 15 de septiembre.



VALLADOLID, 7 (EUROPA PRESS)



Así se desprende del Censo Oficial de Zonas de Baño, donde se recogen estas zonas autorizadas por la Dirección General de Salud Pública, dependiente de la Consejería de Sanidad, tras la solicitud de los ayuntamientos que han optado por pedir su inclusión en el censo, que suma este año las mismas zonas que en 2012.

La información sobre la calidad de las aguas de baño, de las incidencias a lo largo de la temporada y de la clasificación anual de las Zonas de Aguas de Baño se pueden consultar en Náyade (Sistema de Información Nacional de Aguas de Baño), al que se accede a través del enlace http://nayade.msc.es.

La provincia que cuenta con mayor número de zonas es la de Ávila, donde se contabilizan siete. Cuatro de ellas son en ríos, concretamente en los del Arenal y Pelayo en Arenas de San Pedro, en el río Cantos de El Hornillo y en el Tormes, en La Horcajada, mientras que dos se ubican en las gargantas de Los Caballeros, en Navalonguilla, y la del Tiétar en Gavilanes. También se encuentra censada otra ubicada en el arroyo Cimorro, en Navalacruz.

Por su parte, León cuenta con cinco zonas, una ubicada en el lago Carucedo, en el municipio de mismo nombre, y cuatro en ríos, tres de las cuales están en el entorno del Órbigo (una en Cimanes del Tejar y dos en Llamas de la Ribera) y otra más en el río Boeza (Igüeña).

OTRAS ZONAS

También en la provincia de Zamora se concentran cinco zonas, pero en esta ocasión sólo una de ellas en un río, en el Tera a su paso por Burganes de Valverde. El Lago de Sanabria tiene dos zonas, una en la localidad de Ribadelago y otra en Vigo (ambas en el término de Galende), mientras que los embalses de Valparaíso (Villardeciervos) y Ricobayo (Muelas del Pan) cuentan con una en cada caso.

En orden descendente en cuanto a número de zonas de baño, se sitúa Soria, con tres de ellas localizadas en el embalse de Cuerda del Pozo (en Soria capital, Cidones y Vinuesa), y otra en el río Duero a su paso por San Esteban de Gormaz.

En la provincia de Burgos las zonas autorizadas son las del río Arlanzón en la capital y la del Embalse del Ebro en Arija, mientras que en Palencia se localizan otras dos, las de los embalses de Aguilar de Campoo y el de Ruesga, en Cervera de Pisuerga.

Salamanca, Segovia y Valladolid cuentan con una sola zona en cada caso, ubicadas en Puente del Congosto (río Tormes), Maderuelo (embalse de Linares del Arroyo) y la capital vallisoletana (playa en el río Pisuerga), respectivamente.

NORMATIVA

El Censo de Zonas de Baño se elabora previa solicitud del ayuntamiento de cada término municipal, que debe formular una solicitud a la Consejería de Sanidad antes del 1 de febrero de cada año. La Dirección General de Salud Pública determina el calendario de control de la calidad de las aguas para cada temporada, a lo largo de la cual se tomarán, como mínimo, ocho muestras de agua para su análisis.

La aptitud de las aguas para el baño se determinará por el resultado de la inspección visual en la que se valora la transparencia del agua y la existencia de contaminación o por la presencia de materias flontantes, sustancias tensioactivas, restos orgánicos y cualquier otro residuo u organismo así como por el cumplimiento de los valores paramétricos de enterococos intestinales y de escherichia coli fijados por la Consejería de Sanidad en función de los riesgos existentes para la salud de los bañistas.

Así, los ayuntamientos tendrán que informar puntualmente a los bañistas sobre la aptitud de las aguas para el baño mediante la colocación del correspondiente cartel indicador y demás medios de comunicación que estime competentes.

En concreto, la información a la población que figurará en los carteles deberá ser "agua apta para el baño", "no apta" o "zona donde queda prohibido el baño temporalmente", en caso de que se declare una contaminación de corta duración, una situación anómala o una circunstancia excepcional.

CONSEJOS

Además, de cara a los usuarios, la Agencia de Protección de la Salud y Seguridad Alimentaria ha establecido una serie de consejos para los usuarios de las zonas de baño en Castilla y León.

En concreto, se aconseja asegurarse de que en el lugar elegido está permitida la práctica del baño, prestar especial atención a los remolinos, muy frecuentes en ríos y embalses y no dejarse llevar por la corriente subido en flotadores.

De la misma forma, es recomendable utilizar sandalias de plástico para sumergirse y, si se va acompañado de niños, no perderlos nunca de vista aunque sepan nadar o aunque estén equipados con flotadores.

Además, la Agencia pide mantener la zona de playa de la zona de baño limpia, usar las papeleras y contenedores de residuos, entrar al agua poco a poco, sobre todo después de haber tomado el sol y beber suficiente líquido sin abusar de las bebidas alcohólicas.

Por otra parte, se recuerda que se debe comprobar que el agua que se bebe es un agua apta para el consumo humano, conservar los alimentos refrigerados para evitar intoxicaciones e infecciones alimentarias.

También se aconseja resguardarse del sol y use siempre protectores solares, precauciones que especialmente se deben tomar con los niños y, ante cualquier emergencia, llamar al 1-1-2.