La cifra de muertos en los atentados de París oscila entre los 116 y los 140

Atención a uno de los heridos

París se ha convertido esta noche en escenario del terror. Más de 120 personas han muerto y unas 200 han resultado heridas en varios ataques simultáneos contra locales de ocio y el estadio de fútbol de Saint Denis, y el presidente francés, François Hollande, ha declarado el estado de Emergencia. 

 

París se ha convertido esta noche en escenario del terror. Más de 120 personas han muerto y unas 200 han resultado heridas en varios ataques simultáneos contra locales de ocio y el estadio de fútbol de Saint Denis, y el presidente francés, François Hollande, ha declarado el estado de Emergencia. "Los terroristas quieren que tengamos miedo, pavor, pero se enfrentan a una nación que sabe defenderse", ha advertido.

 

Al mismo tiempo, en la calle Charonne, en el undécimo distrito, dos hombres armados han abierto fuego, también a cara descubierta, contra la terraza del café La Belle Équipe. "Ha disparado más de cien balas", ha contado un testigo.

 

También se ha producido un pequeño tiroteo en el mercado mayorista de Les Halles, aunque apenas se conocen detalles de este suceso.

 

 

Mientras, en otro punto de París, se escuchaban tres explosiones en el estadio de fútbol de Saint Denis, donde en ese momento se jugaba un partido amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania. Al parecer, dos de ellas habrían sido obra de terroristas suicidas.

 

El público no ha sido consciente de lo que ocurría --creyendo que eran fuegos artificiales, según han relatado los testigos-- hasta que las fuerzas de seguridad han evacuado del Stade de France a Hollande, que estaba presenciando el encuentro.

 

El partido se ha terminado de jugar (2-0 a favor de Francia) y después los espectadores se han concentrado en el césped a la espera de que las autoridades les permitieran abandonar el recinto, algo que ha ocurrido poco después de forma ordenada.

 

 

TOMA DE REHENES

 

La sala de conciertos Bataclan, donde actuaba el grupo 'Eagles of death metal', ha sido el principal objetivo. Allí, un grupo de cuatro terroristas ha abierto fuego a las puertas y ha conseguido colarse en el interior, donde han podido disparar hasta cinco ráfagas.

 

En este caso, los atacantes han decidido quedarse y retener a las más de cien personas que había en el interior. Han permanecido allí unas tres horas hasta que las fuerzas de seguridad han iniciado el asalto, durante el cual los terroristas han activado sus cinturones explosivos.

 

Los uniformados han logrado sacar del interior de la sala a algunos de los rehenes --apenas unas decenas--, pero la cifra de víctimas ronda la centena.

 

A ello se suman unos 40 muertos por los tiroteos de los distritos 10 y 11 y las explosiones en el Saint Denis, así como decenas de heridos, algunos de los cuales están graves. Los hospitales parisinos han activado el 'código blanco' para responder a la crisis.

 

El balance de heridos que baraja el diario francés 'Le Figaro' es de 215, entre los que se encuentran 83 que estarían en estado grave. Tras los ataques, la oficina del fiscal de París, François Molins, ha indicado que ocho terroristas han muerto en el discurso de los acontecimientos, uno de ellos abatido por la Policía.



















 

Noticias relacionadas