La ciclogénesis provoca el descarrilamiento de un tren en Galicia

El tren de FEVE descarriló por el arrollamiento de un árbol que había caída a la vía por culpa del temporal. 

Un tren de Feve --Ferrocarriles de Vía Estrecha-- con diez viajeros que no han sufrido ningún daño personal, al igual que la tripulación, ha descarrilado cerca del aparcadero de Covas, en la línea entre Ortigueira (A Coruña) y Viveiro (Lugo), según han informado a Europa Press fuentes de Renfe.

 

Las mismas fuentes han explicado que el siniestro, motivado por el arrollamiento de un árbol que habría caído debido al temporal, se produjo en torno a las 21.30 horas y no provocó ningún daño personal.

 

Los diez pasajeros del tren han sido evacuados y trasladados en taxi a sus puntos de destino.

 

La Dirección Xeral de Emerxencias e Interior ha activado el nivel rojo de alerta por un temporal que afectará desde la noche de este lunes al litoral noroeste de la provincia de A Coruña, con olas que pueden superar los ocho metros.

 

Además, en varios puntos de Galicia a últimas horas de esta tarde se han registrado vientos superiores a cien kilómetros por hora. De hecho, las mayores rachas se han computado en el norte, como es el caso de Cedeira, donde se han llegado a alcanzar los 136 kilómetros por hora.

 

También se han constatado ráfagas de viento de más de cien kilómetros por hora en Carballeda de Valdeorras (Ourense), Punta Langosteira (Arteixo), Muralla (Lousame), Xesteiras (Cuntis), Burela, Fragavella (Abadín), Cariño y Río do sol (Coristanco).