La celulitis en cinco claves

Celulitis

Con la entrada de la primavera queda inaugurada la llamada 'Operación Bikini' en la que, con mayor o menor fortuna y más o menos esfuerzo se intenta peso a través de someterse a dieta.

Con la entrada de la primavera queda inaugurada la llamada 'Operación Bikini' en la que, con mayor o menor fortuna y más o menos esfuerzo, ayudados o no de la cirugía, se intenta peso a través de someterse a dieta, realizar ejercicio o realizarse algún tratamiento de Medicina Estética.

 

Sin embargo, y a pesar de que se realicen estos ritos, la celulitis sigue estando presente en la mayoría de las personas. Por ello, el cirujano estético Moisés Martín Anaya ha aportado las cinco claves que se deben conocer antes de empezar a tratarla.

 

1. No es un defecto estético asociado a la obesidad. La causa es que su origen no es graso, sino que está relacionado con la piel. La celulitis no es un acúmulo de grasa, sino un problema de los adipocitos las células situadas en la parte superficial de la piel, ya que durante el transporte de la grasa, dichas células se hinchan y explotan. Al inundarse el espacio intercelular, se dificulta su alimentación y se originan esos pequeños nódulos de colágeno que originan la llamada piel de naranja.

 

2. Los hombres pueden tener celulitis. Aunque se trata de un problema eminentemente femenino, los hombres pueden padecer también este defecto estético. Ellos también son susceptibles de padecer ciertos desarreglos hormonales y de presentar problemas en su epidermis.

 

3. La celulitis es dolorosa. No es lo habitual, pero puede llegar a serlo en el estadio más avanzado de la afección. La piel suele estar dura y se irrita, molesta y duela con el simple roce.

 

4. Se trata de un problema crónico. Lamentablemente sí, y por eso es uno de los tema que más preocupan a las mujeres y que más consultas suscitan en los centros especializados. Una vez que aparece, se queda para siempre y lo único que se puede tratar de hacer es disimularla y evitar que vaya a más.

 

5. La liposucción no logra eliminar la celulitis. "Tras una intervención de este tipo, que consiste en retirar los excedentes de grasa de alguna zona en concreto, la celulitis se queda, pero disimulada. Se nota menos puesto que la piel tendrá menos tensión y el volumen será menor", ha zanjado.