La Casa Social Católica de la regional se impone por 2-0 a Nuestra Señora de Belén B

La Casa Social Católica de la categoría regional del Fútbol Femenino se impuso este sábado en casa ante el Nuestra Señora de Belén B por 2-0 en un partido sin mucho brillo, pero muy trabajado en lo táctico por las verdes, correspondiente a la tercera jornada de liga.

El cuerpo técnico de la Casa formado por Álvaro, Carlos y Luis tenían este sábado una tarea difícil al faltarles las dos centrales titulares que subieron al equipo nacional, pero las que estuvieron lo hicieron igual de bien. Las regionales salieron con Ana en la portería, laterales para Alicia Iglesias y Tamara que estrenaba capitanía, centrales Violeta y Paula, que estuvieron muy sobrias, sin dar casi opción a las burgalesas. En el centro del campo Eva, Bea, Clara, Elena J. y Pau, y en la delantera Patri.

 

Fue un partido muy poco vistoso en cuanto a elaboración de juego, pero muy trabajado en lo táctico por el equipo de la Casa, mostrándose en todo momento como un bloque, con jugadoras con continuas ayudas y que hacían fácil el control del partido.

 

Aunque el peso del encuentro parecía ser llevado por las burgalesas, las jugadoras de la Casa no pasaron ningún apuro en la primera parte. La primera gran ocasión de las locales fue para Pau, que mostró toda su clase y su lucha durante los noventa minutos. Fue así como llegó el penalti, Ella misma fue la encargada de lanzarlo y en esta ocasión la portera desbarato la ocasión de adelantarse de las verdes.

 

Sin embargo el premio iba a llegar poco después con un lanzamiento perfectamente ejecutado por Patri, a una falta realizada por las burgalesas sobre Pau, que fue una auténtica pesadilla para la defensa visitante.

 

En el descanso los técnicos locales decidieron hacer cambios, entrando Ali por A. Iglesias y Raquel por Bea con la finalidad de conseguir más control en el centro del campo. La segunda parte siguió el guión de la primera parte. Las visitantes intentando llevarse algo positivo y las locales muy cómodas esperando su oportunidad.

 

Oportunidades que caían del lado local que, si hubiese estado acertado de cara a puerta, se habría llevado un marcado más amplio. Así llegó el 2-0 conseguido de otro libre directo por Tamara. Así empezaron el carrusel de cambios entrando Alba, Ester y Sonsoles.

 

Victoria merecida para un grupo que este sábado se mostró como un equipo, con ayudas continuas, presión e intensidad hasta el último segundo que les hicieron un bloque donde destacaron las 16. Solo un pero para el equipo local, las lesiones de Ali y Elena que esperemos estén recuperadas para la semana que viene.

 

Tras esta victoria la Casa Social Católica B ocupa la cuarta plaza de la clasificación del campeonato liguero en la Primera Regional Femenina, empatadas a 6 puntos con los tres primeros equipos.