La capital segoviana sumará este verano al Camino de Santiago un albergue de peregrinos

Una inversión de más de 230.000 euros permitirá convertir la antigua Casa del Maestro del barrio incorporado segoviano de Zamarramala en un albergue de peregrinos que abrirá sus puertas el próximo verano, según prevé el Consistorio.
SEGOVIA, 19 (EUROPA PRESS)

Una inversión de más de 230.000 euros permitirá convertir la antigua Casa del Maestro del barrio incorporado segoviano de Zamarramala en un albergue de peregrinos que abrirá sus puertas el próximo verano, según prevé el Consistorio.

Fuentes municipales han informado de que la empresa Hiregón ya ha comenzado las obras de las nuevas instalaciones, que tendrán capacidad para 40 personas.

El edificio se localiza justo en el final de una de las etapas del Camino de Santiago (Cercedilla-Zamarramala) y el inicio de la siguiente (Zamarramala-Santa María la Real de Nieva) y pretende cubrir la carencia de albergues en la zona, ya que los más cercanos a Segovia se encuentran en el Puerto de la Fuenfría y en las localidades segovianas de Añe y Santa María la Real de Nieva.

El albergue se ubica en una finca de la calle Real Baja. Las dependencias contarán con 233 metros cuadrados y se distribuirán en dos plantas. En la baja se situará la cocina-comedor, una zona de taquillas, los baños y una sala dormitorio con literas dobles. En la planta superior se ubicarán los baños y la sala dormitorio, además de una sala de estar. Al edificio se accederá desde un patio de más de 50 metros cuadrados.

Está previsto que las obras finalicen el próximo verano, momento a partir del cual la ciudad incorporará un nuevo recurso turístico y contribuirá al conocimiento del patrimonio cultural e histórico de Segovia, según han señalado las mismas fuentes. El albergue se sitúa en un enclave estratégico desde el punto de vista ambiental. Desde él se contemplan magníficas vistas de la ciudad.

Tras su construcción, el Ayuntamiento decidirá la fórmula de gestión del mismo.