La cantera de Navalosa echa el cierre

La cantera de Navalosa echa el cierre

El proyecto contemplaba iniciar los trabajos de extracción por el monte los Frontones

Durante la comisión parlamentaria de las Cortes de Castilla y León del día 13 de diciembre y a una pregunta del Procurador de IU se hizo pública la existencia de una Resolución declarando la caducidad de la concesión para explotar una mina a cielo abierto en los términos municipales de Navalosa y Navarrevisca.

 

La declaración de caducidad de la explotación minera es el resultado de un proceso en el que se realizaron asambleas vecinales, presentaron cientos de firmas en contra de la ejecución de la misma, también el Ayuntamiento de Navalosa en los años 2007 y 2011 se opuso a la actividad extractiva y el Procurador del Común, en Resolución del año 2007, pedía a la Junta de Castilla y León la declaración de caducidad a la vista de las irregularidades y tardanzas durante la tramitación del expediente. Además, en el año 2007 en las Cortes de Castilla y León, a preguntas del PSOE, la Junta de Castilla y León se comprometió a exigir un estudio de impacto ambiental de la mina, el cual nunca se llegó a realizar.

 

El expediente iniciado en el año 1996 tenía irregularidades administrativas: periodos de inactividad, incumplimiento de normas legales en materia minera o ambiental, tales como la falta de evaluación de estudio de impacto ambiental o ausencia de planes de labores que " han obligado a la Junta de Castilla y León a dictar la caducidad del derecho minero, en cumplimiento del principio de legalidad que debe presidir todo el actuar administrativo" señalan desde la asociación en defensa del río Alberche.

 

A lo largo de la tramitación del expediente se pusieron de manifiesto que la concesión minera no se ajusta a la legislación vigente toda vez que la extracción de material se realizaba en una zona de alto valor natural, con un significativo impacto visual al ser observable desde el Parque Regional "Sierra de Gredos" y "Pinar de Hoyocasero" y con una importante afectación a las aguas, que perderían calidad para el consumo humano, del río Alberche que es utilizado como agua de boca en los pueblos ribereños - Navatalgordo, Burgohondo, Navaluenga o El Barraco.

 

Siendo evidentes y manifiestas las irregularidades del expediente debió la Junta de Castilla y León, a través del servicio territorial de minas de Avila, haber procedido a caducar la explotación hace años "desconociendo las razones o motivos por los que la Junta no actuó, dando cumplimiento a los mandatos del año 2007 del Procurador del Común que en su Resolución formal pedía la declaración de caducidad" indican desde la asociación en defensa del río Alberche.