La campaña concluye con un 93% de fuegos causado por el hombre y 222 identificados como autores

Se reduce en un 54% la superficie arbolada quemada respecto a la media de la última década
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, ha presentado este lunes el balance de la campaña contra incendios del presente año en Castilla y León, en la que un 93 por ciento de los fuegos ha sido causado por la actuación del hombre y 222 personas han sido identificadas por su presunta autoría en dichos sucesos.

Para Silván, el resultado de la campaña ha sido positivo en el sentido en que los datos revelan que se reduce en un 54 por ciento la superficie arbolada quemada respecto a la media de los últimos 10 años, lo que supone que 2011 sea el tercer mejor año de la década.

Concretamente, la superficie arbolada afectada ha sido de 2.002 hectáreas, frente a la media de 4.274 hectáreas durante la última década. Únicamente el 13 por ciento de la superficie forestal quemada ha afectado a masas arboladas y el 87 por ciento restante corresponde a pasto y matorral que se regeneran de forma rápida, en uno y tres años respectivamente.

En cuanto a la superficie forestal quemada desciende también un 23 por ciento respecto a la media del último decenio y se reduce en más de 5.000 hectáreas quemadas. En total, 15.825 hectáreas frente a una media en los últimos diez años de 20.615 hectáreas.

Por estas cuestiones, aunque el número de incendios haya superado la media de los últimos diez años, con un total de 2.119 siniestros, la superficie afectada ha disminuido en un porcentaje muy importante.

Igualmente, Antonio Silván ha señalado que el resultado de la campaña es negativo en la Comunidad en cuanto al grado de intencionalidad y reincidencia en los fuegos, a su juicio "especialmente preocupantes" en algunas zonas.

En este sentido, lamentó el fallecimiento del operario de 27 años, Aitor Lastra, cuando trabajaba en las labores de extinción de un incendio en el municipio leonés de Lucillo.

Intencionalidad reiterada
Al respecto, Silván se ha referido a la intencionalidad reiterada en algunas zonas de la Comunidad, especialmente en León, Zamora y Ávila. En el caso de la provincia leonesa, este tipo de sucesos tuvo lugar fundamentalmente en La Cabrera y El Bierzo, donde en 17 municipios se reiteraron 10 o más incendios, el 47 por ciento del total de fuegos declarados.

En este contexto, ha detallado que se declararon 636 incendios de los que 299 corresponden a los citados municipios, que acumulan el 63 por ciento del total de superficie quemada. En total, se quemaron 8.219 hectáreas de las que 5.214 corresponden a los términos municipales señalados.

En Zamora se reiteraron 10 o más incendios en 11 municipios, fundamentalmente en las zonas de Sanabria y Aliste, lo que supone el 50 por ciento del total de fuegos declarados en la provincia. Esto es, de los 440 incendios registrados 220 corresponden a los citados términos municipales.

En cuanto a la superficie quemada, en Zamora se registraron 4.008 hectáreas de las cuales 2.992 corresponden a los mencionados municipios, un 75 por ciento del total.

En lo que respecta a hectáreas arboladas, del total de 357 hectáreas afectadas en la provincia, 195 se integran en las zonas de Sanabria y Aliste, el 55 por ciento del total y por encima de todos destacan los 69 incendios declarados en Hermisende y los 32 en Pedralba de la Pradería.

Además, el consejero de Fomento y Medio Ambiente se ha referido a los casos intencionados y de reincidencia registrados en la provincia de Ávila, donde destacan los 36 incendios en Candeleda y los 14 de Arenas de San Pedro.

Más de 200 expedientes abiertos
Por otra parte, Silván ha explicado que el operativo contra incendios forestales de la Consejería investiga el 100 por ciento de los fuegos en colaboración con la Guardia Civil, especialmente, con el Seprona. En 2011 se ha identificado a 222 autores de los sucesos y se han abierto más de 200 expedientes.

En este sentido, ha subrayado que la concienciación ciudadana es fundamental para extremar las medidas de precaución, proteger los bosques y favorecer su colaboración en la investigación para identificar al autor y exigir responsabilidades.

Además, ha expresado que a pesar de la influencia de las condiciones meteorológicas, la intencionalidad y reiteración de incendios en algunas zonas son el principal problema y la causa más importante para producirse incendios.

En términos generales, únicamente el siete por ciento de los incendios es originado por causas naturales, mientras que el 93 por ciento restante se deriva de la actuación del hombre y de estos, más de la mitad se producen de forma intencionada. En general, el 80 por ciento de los fuegos declarados de nivel uno y de nivel dos.

Meteorología anómala
En lo que respecta a las condiciones meteorológicas, influyen en las campañas de incendios de forma importante. Precisamente, la campaña del presente año se caracterizó por una climatología anómala con escasez de lluvias y temperaturas por encima de la media, especialmente en abril, septiembre y octubre, lo que, sumado a la sequía acumulada a lo largo del año, supuso un incremento del número de incendios en dichos meses.

Octubre fue un mes "especialmente atípico", con temperaturas 3,5 grados superiores a la media y con un bajo, casi nulo nivel de precipitaciones, ya que hasta el día 23 no llovió, lo que contribuyó al elevado número de incendios en el citado mes.

Concretamente, se registraron 368 incendios, más del 17 por ciento del total, lo que supone cuatro veces más de lo habitual.

Las especiales condiciones meteorológicas determinaron que se declarara Época de Peligro Medio entre los días 1 y 24 de octubre en toda la Comunidad, aunque el mes de octubre fue el mejor dotado de medios humanos y materiales "de la historia".

En este sentido, se incrementó el nivel de efectivos desplegados hasta en un 70 por ciento del despliegue máximo y con un 50 por ciento más de días de helicópteros empleados que el pasado año.

Medios extraordinarios en León
Además, y por primera vez en la historia el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino activó medios extraordinarios en la provincia de León, de forma que al finalizar el operativo de sus medios aéreos el día 14 de octubre se reforzaron los días siguientes con los helicópteros en la provincia leonesa y en la Base de Tabuyo del Monte.

Por otra parte, el operativo contra incendios de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente intervino en 685 incendios no forestales en apoyo de los medios de extinción de las administraciones locales y participó en 57 intervenciones en otras comunidades autónomas y en Portugal.

En Castilla y León participaron 4.390 profesionales en el operativo contra incendios forestales: 217 técnicos, 953 agentes medioambientales y celadores, 1.341 profesionales de autobombas, puestos de vigilancia y centros de mando, 444 especialistas helitransportados, 1.286 especialistas de las cuadrillas de tierra, 149 profesionales de medios aéreos y retenes de maquinaria pesada.

Además, el operativo contó con 188 puestos de vigilancia, 204 autobombas, 186 cuadrillas, 29 medios aéreos, y 23 retenes de maquinaria.