La Cámara de Comercio amplía el Plan de Inserción para jóvenes de 25 a 29 años

La Cámara de Comercio de Ávila extenderá el Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE) a los jóvenes de entre 25 y 29 años, que cumplirá así con la nueva normativa que ha ampliado el ámbito de aplicación del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, según se recoge en la Ley 25/2015, publicada en el BOE el pasado 29 de julio.

 A través del Programa Integral de Cualificación y Empleo, puesto en marcha por la red de cámaras de comercio hace un año, un total de 9.051 jóvenes entre 16 y 24 años que no trabajan y no están inmersos en ningún programa formativo ya se han dado de alta para formarse y recibir una cualificación profesional que facilite su entrada en el mercado laboral.

 

Asimismo, un total de 800 empresas se han comprometido con la inserción de los jóvenes a través de este programa, que cuenta con cofinanciación de los fondos europeos Feder.

 

 Esta ampliación llevará a las Cámaras a ajustar su oferta, ya que el PICE se diseñó específicamente para jóvenes entre 16 y 24 años, con el fin de responder a los distintos perfiles, cualificaciones e intereses de los participantes.

 

 Los jóvenes podrán inscribirse en el PICE a través de la Cámara de Comercio más cercana, además de poder informarse en la página web (www.empleoygarantiajuvenil.es).

 

SITUACIÓN DE LOS JÓVENES ENTRE 25 y 29 AÑOS

   Según los datos del INE del segundo trimestre de este año, actualmente hay un total de 2.2 millones de activos con edades comprendidas entre los 25 y 29 años. De esta cifra, 628.000 se encuentran en situación de desempleo, lo que representa una tasa del 28,4 por ciento.

   De los 628.000 parados, 245.000 (39 por ciento) lleva dos años o más en desempleo y un 20 por ciento entre uno y dos años. Según el grado de cualificación y formación, el desempleo entre esta población desciende. Así los jóvenes entre 25 y 29 años que han cursado educación primaria presentan una tasa de paro del 48,5 por ciento; los que se han quedado en la primera etapa de secundaria del 38,3 por ciento; con la ESO finalizada el porcentaje se sitúa en el 28,7 por ciento; bachillerato o similar el 23,6 por ciento y con educación superior la tasa de paro desciende hasta el 20,1 por ciento.