La Cámara de Ávila apoya las medidas liberalizadoras del Gobierno en materia comercial

La eliminación de restricciones en este ámbito ha sido una recomendación reiterada por la Càmara para alcanzar mayor competitividad e impulsar la economía local. Ávila desde este momento, como el resto de España, gozará de total libertad horaria comercial.

La Càmara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Avila, apoya las medidas liberalizadoras en materia comercial adoptadas por el Gobierno y contenidas en el RDLey 8/2014 de 4 de julio (BOE 5 de Junio), en la línea mantenida y defendida por esta Corporación Cameral desde la aprobación en el año 2006 de la Directiva de servicios y en sus propuestas por homogeneizar la normativa comercial afecta a la actividad comercial de Avila con los territorios y regiones limítrofes, con el objetivo de evitar desigualdades competenciales y fuga de gasto a la vez que potenciar la atracción comercial de los turistas y visitantes de las diversas zonas y localidades de esta provincia y más en particular en su Capital.

 

Esta libertad en la norma reguladora ha de entenderse como igualdad competitiva de los operadores del sector minorista, una adecuación a las nuevas exigencias y hábitos de los consumidores y ello sin perjuicio de la autonomía de cada empresario en cuanto a la organización, desarrollo e impulso de cada negocio.

 

El Ayuntamiento de la Capital, acertadamente y con visión estratégica asumió en 2013 el camino liberalizador solicitando la declaración de Zona de Afluencia Turística para la ciudad de Avila, de tal modo que se liberalizara plenamente los horarios comerciales. Ahora esta nueva normativa profundiza en dicha liberalización y aprobada en 2012 para fomentar el consumo y la competitividad.

 

A tales  efectos, la nueva normativa refuerza la necesidad de que tanto las solicitudes municipales de declaración de zona de gran afluencia turística como las resoluciones de la comunidades autónomas  estén debidamente fundadas en criterios objetivos, de manera que, en los supuestos en que no lo estén y se produzcan restricciones injustificadas de ámbitos territoriales o periodos temporales de duración en estas zonas, rija el principio de libertad de horarios  para todo el municipio y la totalidad del periodo anual. Los territorios más restrictivos a esta libertad producen como efectos un freno en el crecimiento económico, en la creación de empleo y en la distribución de la renta.

 

En este sentido la Càmara considera que tras la liberalización de horarios del municipio de Avila, que se ha visto revisada temporalmente hasta el próximo mes de Octubre ( como medida de adecuación de parte del sector comercial más tradicional de la ciudad), el nuevo R.D.Ley establece  como criterio general y para todo el ámbito de la ciudad, la libertad de horarios permanente e irreversible, a partir de ese momento y para los próximos años, como ha venido manteniendo la entidad Cameral, debiendo aprovechar los eventos de la celebración del V centenario de Santa Teresa en 2015, así como las sinergias posteriores al mismo, y como medida de consolidación del modelo turístico-comercial de la ciudad de Avila. La ciudad de Avila ha llegado a tiempo en la nueva ordenación comercial y por ello debe ampliar y afianzar dicha la libertad comercial.

 

En otras palabras, según la Cámara, Ávila con la liberalización de horarios favorece una oferta comercial amplia, variada y disponible en los momentos de afluencia turística y multiplica, sin duda, el impacto económico del turismo y contribuye a la generación de crecimiento y empleo. "En definitiva, las modificaciones normativas contenidas en este Real Decreto-ley en  materia de liberalización de horarios comerciales, que son continuidad de otras anteriores, traen causa y persiguen como objetivos  la mejora del empleo y de las ventas, el aumento de la capacidad productiva, el  fomento de la inversión empresarial para mantener la apertura de los establecimientos, la  dinamización del consumo privado y el volumen de negocio del sector. Asimismo, suponen  una mejora del servicio a los consumidores y su libertad de elección".


"Son, igualmente, acertadas las medidas para la simplificación y racionalización administrativas, no sometiendo a autorización administrativa la apertura, traslado y ampliación  de establecimientos comerciales, sometiéndose únicamente a declaración responsable o comunicación previa y reduciendo a 3 meses el procedimiento. Y para aquellos casos en que se precise autorización se ha establecido un procedimiento integrado para la autorización comercial mediante la  inclusión de todas las actuaciones en un único procedimiento que será competencia de  una sola autoridad que gestionará las diferentes fases a partir de una misma solicitud, lo que simplifica, agiliza y da seguridad jurídica al mismo".

 

Así mismo las medidas adoptadas en dicho RDLey, relativas a los medios de pago electrónico, cuyos usuarios potenciales son los sectores comerciales se consideran oportunas para incentivar el consumo facilitando los medios de pago a la vez que propiciar una mayor innovación en el sector comercial, siendo de destacar el que desde la entrada en vigor de la norma, la limitación de las tasas de intercambio  puede tener un efecto beneficioso para el comercio minorista, ya que  verá reducido su coste en las transacciones con tarjetas.

 

A pesar de la oportunidad y conveniencia  de estas medidas, se considera que la actual coyuntura económica, que lenta y tímidamente avanza con ciertos signos de una mayor recuperación y estabilidad, aún le quedan varias cuestiones aún pendientes. Por ello la Cámara insta a los poderes públicos a actuar con más exigencia y contundencia en la imprescindible mejora de la escasa y rígida financiación bancaria de la PYMEs y autónomos, a la vez que afrontar una mayor reducción de las cargas tributarias estatales y locales afectas a la actividad económica, considerando insuficientes las propuestas y medidas fiscales propuestas.