'La Bomba': "El Madrid está en un momento superior... pero vamos a dar guerra"

"Me está constando un poco adaptarme a la pisada y a correr. A la mínima que esté controlado físicamente estoy bien y con muchas ganas", señaló Navarro.

El escolta y capitán del FC Barcelona, Juan Carlos Navarro, ha reconocido el "nivel impresionante" del Real Madrid en este inicio de temporada, aunque apuntó que el conjunto blaugrana va a intentar "dar guerra" y "llegar a los momentos importantes lo mejor posible".

 

"El Real Madrid está a un nivel impresionante. Juegan muy bien, alegres y con mucha confianza. Todo el mundo está en la edad idónea. Es un equipo muy bueno, pero nosotros también estamos ahí. No hemos empezado muy bien, pero vamos a intentar dar guerra", señaló Navarro en declaraciones al programa 'Al Primer Toque', de Onda Cero, recogidas por Europa Press.

 

El de Sant Feliu de Llobregat espera por tanto "que bajen el nivel" porque asegura que "estar así todo el año es complicado", para poder competir en la fase final de la temporada. "La clave es llegar a los momentos importantes lo mejor posible. Sin duda el objetivo es llegar bien desde la Copa del Rey hacia delante", apuntó.

 

El capitán del Barça sigue luchando para alcanzar su mejor estado físico, algo que le ha impedido gozar de toda la continuidad deseada en este inicio de curso. "Me está constando un poco adaptarme a la pisada y a correr. A la mínima que esté controlado físicamente estoy bien y con muchas ganas", comentó.

 

Sin embargo, pese a no encontrarse en plenitud, Navarro se convirtió en la última jornada de la Liga Endesa en el segundo jugador -tras Alberto Herreros- que alcanza los 1.000 triples durante su carrera.  "Me ha costado un poco más de lo que esperaba. Al principio de esta temporada no estaba tirando muy bien. Estoy muy contento, sobre todo por hacerlo aquí, en casa, con tu gente, que saliesen las niñas a darme el balón... muy bonito, muy emotivo", explicó.

 

Aunque centrado en el Barça, Navarro, de 33 años, también quiso repasar el momento de su amigo Pau Gasol, al que espera poder de vuelta en el club blaugrana algún día. "Ha tenido mala suerte con las rodillas, pero a la mínima que esté físicamente bien estará ahí arriba. Ha sufrido mucho más hace año o año y medio que ahora", aseveró, admitiendo su ilusión por volver a compartir vestuario con el de Sant Boi.

 

"¡A quién no le gustaría tenerle aquí de compañero! Ojalá sus últimos años sean aquí. Imposible no lo veo, él quiere ser el jugador importante que ha sido pero tampoco veo imposible que el último o los últimos años venga aquí", desveló.

 

"NO ESTOY DECEPCIONADO CON LO QUE HICE EN LA NBA"

 

Precisamente la NBA no ha dejado un recuerdo amargo a Navarro, que únicamente estuvo una temporada jugando en Estados Unidos, jugando en los Memphis Grizzlies. "Para nada estoy decepcionado con lo que hice allí. Jugué casi 25 minutos, metí 11 puntos, estuve en el 'All-Star'. Quizá encasillan un poco más en la gente. Al ser de fuera no tienen confianza en ti como si te hubiesen visto desde la universidad", manifestó, reseñando que para él supuso "una experiencia brutal" aunque decidió volver "para ganar más títulos".

 

Otro de los capítulos más señalados en la trayectoria de Navarro es su trayectoria con la selección española, con la que ha alcanzado la gloria en numerosas ocasiones, convirtiéndose en una de las claves de la ascensión del baloncesto español hasta la cima mundial.

 

"A partir del 98-99 nos quitamos el miedo. No sólo esa selección, con esos jugadores, sino todos los demás. Hemos crecido en confianza. Lo que hemos conseguido no lo puede decir mucha gente", consideró, valorando que durante los últimos diez años España ha conseguido "un palmarés increíble" con una generación que podría vivir su último episodio en el Mundial del próximo año, que se disputará en España, una cita en la que los jugadores tratarán de "hacerlo bien".

 

El jugador del Barça recuerda su debut con la selección en los Juegos Olímpicos de Sidney, comentando que tenía "mucho respeto" y tanto él como Raúl López, las dos novedades, estaban "un poco en segundo plano". No obstante, Navarro reseñó que fueron los primeros pasos hasta llegar al colofón, a su juicio "ganar el Mundial".

 

Por último, Navarro dijo sentirse "un privilegiado" por haber disfrutado de tantos momentos de éxito durante su carrera y además sentirse "respetado" allá donde va. "Tengo suerte. Me siento muy querido. La gente lo valora", finalizó el capitán del FC Barcelona.