La ayuda al alquiler se reduce un 30 por ciento hasta los 147 euros mensuales

Suspende la concesión de nuevas subvenciones para comprar vivienda protegida

El Gobierno ha aprobado reducir en un 30% la ayuda al alquiler, la denominada Renta Básica de Emancipación, de forma que pasa a situarse en 147 euros mensuales, desde los 210 euros al mes que se abonaban actualmente.

El Ejecutivo ha convenido también no conceder más subvenciones de préstamos para comprar viviendas de protección oficial (VPO), si bien mantiene la cobertura para los beneficiarios que ya tienen reconocida la ayuda.

En cuanto a la ayuda al alquiler, esta medida afecta a jóvenes que vivan en renta y que ya sean beneficiarios de esta ayuda, unos 301.000 según los últimos datos disponibles (de cierre del primer semestre de 2011).

El Gobierno acordó en diciembre de 2011, en la segunda reunión de su Consejo de Ministros, eliminar esta renta. Para ello, convino no concederla a nuevos beneficiarios, pero mantenerla para quienes ya tenían el derecho a percibirla.

La rebaja de la ayuda acordada ahora se incluye en el paquete de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad aprobado este viernes en Consejo de Ministros.

La Renta Básica de Emancipación es una ayuda mensual al pago de alquiler que aprobó el Gobierno anterior con el fin de fomentar la emancipación de los jóvenes (con edades de entre 22 y 30 años).

El Ministerio de Fomente había presupuestado 318 millones de euros para atender al pago de esta ayuda en el ejercicio 2012, según indicó el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Rafael Catalá, en su comparecencia en el Congreso del pasado mes de abril.

No obstante, en virtud de otra de las medidas acordadas por el Ejecutivo este viernes, el Ministerio que dirige Ana Pastor verá mermado el presupuesto del Departamento en 156,88 millones adicionales este año. Fomento es así el Ministerio más afectado por el acuerdo de no disponibilidad de créditos de los ministerios por un total de 600 millones de euros aprobado para este año por el Gobierno.

Según indicó Catalá en dicha comparecencia parlamentaria, Fomento estima que deberá seguir presupuestando dotaciones para atender a los beneficiarios ya reconocidos de esta Renta Básica de Emancipación durante siete años.