La ausencia de los pacientes suspende 429.000 consultas en especialistas y provoca 5 millones de minutos "inútiles"

La Junta asegura que la sanidad ha aguantado bien los embates de la crisis y que las prestaciones, los servicios y los derechos de los ciudadanos no se han visto reducidos.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha indicado que la Junta de Castilla y León implantará en los próximos días un sistema de recuerdo de citas médicas para atajar el absentismo de los pacientes a las consultas programadas con el especialista.

  

El pasado año, en la Comunidad se suspendieron 429.000 consultas de especialistas porque el usuario no acudió, lo que supone el diez por ciento del total y más de cinco millones de minutos "inútiles" que se hacen perder a profesionales muy cualificados, según ha lamentado.

  

En declaraciones recogidas por Europa Press, se ha vuelto a referir a las declaraciones del presidente de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez Sendín, quien ha rechazado el copago sanitario pero ha abogado por multar a quienes hagan un mal uso de la sanidad o abuse de ella.

  

Al respecto, ha insistido en que no comparte la propuesta de penalizar al paciente, pero sí la de abrir el debate sobre una utilización más racional puesto que " la sostenibilidad de la sanidad también depende de los usuarios".

  

Entre sus ideas para este debate, ha abogado por educar y sensibilizar a los ciudadanos, pues "la sanidad es suya". Asimismo, ha sugerido la puesta en marcha del sistema de recuerdo de citas, que en Castilla y León está "a punto de implantarse", así como la comunicación a los servicios de admisión cuando por razones sobrevenidas no se pueda acudir a la consulta.

  

En este sentido, ha asegurado que la sanidad ha aguantado bien los embates de la crisis y que las prestaciones, los servicios y los derechos de los ciudadanos no se han visto reducidos, ya que las políticas de ajuste han afectado a los profesionales y han tenido un impacto "muy limitado" en los ciudadanos.

 

RETOS DE LA SANIDAD

  

Sin embargo, ha remarcado que es también necesario preparar el sistema sanitario para el futuro y los retos que se presentan, como los vinculados a la demografía y el envejecimiento de la población, la "presión" de las tecnologías o las demandas de los usuarios, que según ha dicho son cada vez más exigentes y reclaman una asistencia inmediata, de calidad y de cercanía.

  

Todo ello, ha añadido, hace que la gestión de la sanidad sea compleja y que se deban incorporar medidas para mantener el modelo público, así como mejoras para garantizar la sostenibilidad futura.