La Audiencia Nacional juzga el miércoles a dos acusados de enaltecimiento por incitar a la banda a matar ertzainas

La Audiencia Nacional juzgará el miércoles a Joseba Andoni Garaialde Manterola y a Garbiñe Echaburu Iguñiz, que se enfrentan a un año y medio de cárcel por un delito de enaltecimiento del terrorismo por incitar a ETA a matar a agentes de la Ertzaintza durante una manifestación celebrada el 28 de septiembre de 2010 en Fuenterrabia (Guipúzcoa) a favor de los detenidos en la operación contra Askapena, el aparato internacional de la banda.



MADRID, 7 (EUROPA PRESS)



El fiscal Carlos Bautista pedirá además otra pena de dos años y ocho meses de cárcel para Joseba Garaialde por un delito de atentado en concurso con uno de lesiones cometido al propinar varios puñetazos a uno de los agentes en el momento de su detención.

Ante la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal, el representante del Ministerio Público sostendrá que ambos acusados participaron en una marcha en la que llegaron a participar 60 personas en apoyo a Itsaso Lecuona, detenida en la operación desarrollada contra Askapena y quien finalmente no fue procesada en esta causa.

Sobre las 19.00 horas de aquel 28 de septiembre, dos agentes advirtieron que un grupo de personas iniciaba una marcha bajo el lema 'Stop a la represión, libertad para los detenidos'. Portaban otra pancarta en la que se podía leer, también en euskera, "Itsaso, el pueblo está contigo'.

Llegado el refuerzo policial, los agentes procedieron a identificar a quienes portaban la pancarta, informándoles de que se trataba de una manifestación no comunicada ni autorizada.

LOS MANIFESTANTES SE ABALANZARON SOBRE LOS AGENTES

Al negarse a mostrar su identificación, los ertzainas detuvieron a uno de los asistentes, lo cual provocó que el resto se abalanzara sobre ellos y que éstos utilizaran sus defensas reglamentarias. A consecuencia de ese enfrentamiento, Xabier Bengoechea resultó herido y fue trasladado al hospital de Bidasoa.

Mientras se esperaba a la ambulancia, los acusados comenzaron a gritar: ¡ETA mátalos, Viva ETA, perros, españoles hijos de puta, mercenarios del Estado', alentando a todos los presentes a abalanzarse sobre los agentes.

Ante tales expresiones, los ertzainas fueron a detener a Joseba Andoni Garaialde, quien propinó varios puñetazos que alcanzaron el ojo izquierdo de uno de los agentes, según consta en el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía.