La Audiencia Nacional duda de la remilitarizaciĂłn de la BenemĂŠrita

Una Orden Ministerial quiera aplicarles las normas que regulan el mando y la disciplina en el EjĂŠrcito de Tierra y en la Armada

La Audiencia Nacional ha admitido a trĂĄmite el recurso que interpuso la AsociaciĂłn Unificada de Guardias Civiles (AUGC) contra la Orden Ministerial que declara de aplicaciĂłn a la Guardia Civil diversas normas que regulan el mando y disciplina en el EjĂŠrcito de Tierra y en la Armada.

Este es el primer paso para erradicar del ordenamiento jurĂ­dico una norma que ha sido criticada por AUGC por suponer la aplicaciĂłn a la Guardia Civil de normas propias de los ejĂŠrcitos. Unas normas que no se acomodan y nada tienen que ver con la misiĂłn policial que constitucionalmente tiene encomendada la Guardia Civil, y que, por lo tanto, en nada contribuyen a la mejora de la prestaciĂłn del servicio pĂşblico de seguridad a los ciudadanos.

La AUGC ha apostado y apuesta por una norma especĂ­fica para las unidades de la Guardia Civil, que debe potenciar lo policial y servir para lograr una mayor eficiencia, es decir mejorar la calidad de la seguridad que se ofrece a la ciudadanĂ­a.

AdemĂĄs, esta norma que tambiĂŠn pone en cuestiĂłn la Audiencia Nacional con su decisiĂłn, supone un recorte en derechos profesionales de los guardias civiles, precisamente en una situaciĂłn en la que se estĂĄ registrando una pĂŠrdida de derechos fundamentales y el menoscabo importante de otros de carĂĄcter social y econĂłmico, estos compartidos con el resto de los ciudadanos.

La AUGC, como ya ha hecho en el pasado, va a mantener su beligerancia contra todos aquellos cambios normativos innecesarios e ilegales, que sólo satisfacen a los que aún tienen una concepción de la Guardia Civil como un “estado dentro del estado” y no como un servicio público.

Desde la asociaciĂłn de guardias civiles se apuesta por otro modelo policial, en el que desde luego no tiene cabida una Guardia Civil con un estatuto regulado mimĂŠticamente en identidad con el propio de las Fuerzas Armadas, que, como es evidente, tienen asignadas otras funciones bien distintas por la ConstituciĂłn EspaĂąola.

La admisiĂłn de trĂĄmite de este recurso interpuesto por AUGC debe servir de aviso a navegantes, sobre todo para aquellos que estĂĄn empeĂąados en aplicar y desplegar la Orden Ministerial recurrida, por vĂ­a de una orden general del Director General de la Guardia Civil, que ni es necesaria, ni conveniente y mucho menos se acomoda al ordenamiento jurĂ­dico.

La AUGC trasladarĂĄ esta postura en todos los Ăłrganos colegiados, comisiones y grupos de trabajo en los que se aborde esta cuestiĂłn que es capital para los hombres y mujeres que integran la Guardia Civil y para la salvaguardia de la calidad de la seguridad en EspaĂąa.