La Audiencia le atribuye al bético Rubén Castro nuevas agresiones a su ex pareja

Rubén Castro Betis

Ha pedido nueve meses de prisión, privación del permiso para la tenencia o porte de armas por dos años y prohibición de comunicación o que se acerque a la víctima o lugar donde ésta resida por un periodo de un año y nueve meses.

La Audiencia Provincial de Sevilla ha ampliado los cargos contra el jugador del Real Betis Rubén Castro, a quien la juez de Violencia sobre la Mujer número 3 procesó por cuatro delitos de maltrato y un quinto delito de amenazas leves hacia su exnovia, y le ha atribuido nuevas agresiones contra la víctima como propinarle una patada en el estómago o golpearle en la cara y causarle un hematoma en el ojo izquierdo.

  

En un auto dictado el pasado día 21 de diciembre de 2015, al que ha tenido acceso Europa Press, la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial estima parcialmente el recurso presentado por la defensa de la afectada y amplía los cargos contra el delantero del Betis, para quien la Fiscalía de Sevilla pide dos años y un mes de cárcel.

  

Así, el Ministerio Público ha pedido para el delantero del Betis, por un delito de amenazas, nueve meses de prisión, privación del permiso para la tenencia o porte de armas por dos años y prohibición de comunicación o que se acerque a la víctima o lugar donde ésta resida por un periodo de un año y nueve meses.

  

Asimismo, y en el escrito de acusación elevado al Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3, la Fiscalía hispalense solicita para el futbolista cuatro meses de cárcel por cada uno de los cuatro delitos de maltrato, así como privación del permiso para la tenencia o porte de armas por tiempo de dos años y prohibición de comunicarse o acercarse a la víctima por un periodo de un año y cuatro meses.

  

Las fuentes consultadas por Europa Press han precisado que el Ministerio Público también pide que Rubén Castro indemnice con 360 euros a la víctima.