La Audiencia de Zaragoza dice que los sindicatos silbaron el himno de España durante su protesta del Día del Pilar

El auto archiva una denuncia del SUP contra el delegado de Gobierno de Aragón y un mando de la UIP a los que acusaba de impedir su concentración


MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Zaragoza sostiene que los sindicatos que se concentraron en la Plaza del Pilar el pasado 7 de octubre silbaron y pitaron mientras en las proximidades se celebraba el Día de la Patrona de la Guardia Civil con la presencia de autoridades, entre ellos, el Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Los sindicatos siempre han negado estas acusaciones y afirman que no se silbó durante el himno.

La Audiencia Provincial hace esta afirmación en un auto dictado este lunes y al que ha tenido acceso Europa Press. En él confirma el archivo de la denuncia presentada por el Sindicato Unificado de Policía (SUP) contra el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y un inspector jefe de antidisturbios a los que acusaban de haber tratado de impedir su protesta. En concreto les denunciaba por haber cometido delitos contra el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas y por desobediencia a la autoridad judicial.

Además el SUP acusaba a Gustavo Alcalde de "haber violentado el derecho constitucional de los sindicatos, afiliados y simpatizantes", al calificarlos de "impresentables" y afirmar que "si la pitada hubiera ocurrido en Francia estarían detenidos".

EL DELEGADO "SE LIMITÓ A OPINAR"

Es en este punto donde la Audiencia Provincial defiende la actuación del Delegado del Gobierno: "se limitó a opinar y explicar su apreciación sobre la actitud de los funcionarios policiales que se manifestaban, silbaban y pitaban mientras en las proximidades se celebraba el Día de la Patrona de la Guardia Civil y se escuchaba el himno nacional, sin que sus palabras, tal como aparecen transcritas en la denuncia, excedieran los límites de tal derecho fundamental".

En una rueda de prensa celebrada por el SUP el pasado 17 octubre para presentar esta denuncia, el secretario general del sindicato, José Manuel Sánchez Fornet, explicó que los sindicatos convocantes tenían reconocido el derecho de manifestación por sentencia judicial, ya que inicialmente la Delegación del Gobierno en Aragón denegó la autorización.

En relación a la pitada del himno, el dirigente del SUP quiso dejar claro que durante la movilización los sindicalistas respetaron la bandera y el himno nacional y de hecho "algún manifestante se puso hasta firmes" cuando sonó el himno de España, a lo que añadió que ni el inspector jefe ni el delegado "va a enseñar a respetar el himno de España" a los agentes.

Ya el pasado 22 de noviembre el juzgado número 8 de Zaragoza decretó el sobreseimiento de esta denuncia, pero el SUP presentó un recurso ante el que la Audiencia Provincial ha confirmado la decisión de archivo e impone al sindicato el pago de las costas.