La Asociación para la Defensa de la Dehesa de Boyal denuncia daños en un panel informativo por parte del Ayuntamiento de Piedralaves

La Asociación para la Defensa de la Dehesa de Boyal, en Piedralaves, ha denunciado los daños ocasionados por parte del ayuntamiento de esta localidad a un panel informativo de la zona de El Charcón. Exigen rectificación por parte del consistorio y la reparación del panel

Entre los años 2008 y 2010, la ADDB Piedralaves desarrolló dos proyectos del programa de Voluntariado en Ríos, financiados por el entonces Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y que contaron con la necesaria autorización de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

 

De entre todas las actuaciones llevadas a cabo, gracias a la financiación pública, una de ellas fue el acondicionamiento de zona de El Charcón colocando además un panel informativo sobre los charcos existentes en la Garganta de Nuño Cojo del municipio, zona elegida por ser precisamente éste charco uno de los más utilizados en verano.

 

Desde la Asociación para la Defensa de la Dehesa Boyal indican que en estos 5 años transcurridos, el Ayuntamiento de Piedralaves "no ha mostrado ningún interés por vigilar o tratar de mantener el espacio, haciendo caso omiso de las demandas de los usuarios, y colaborando, desde la desidia, en el deterioro del mismo", pero la semana pasada, aseguran, "la dejadez municipal se convirtió en ataque cuando el propio Ayuntamiento colocó un cartel atornillado al panel informativo, sin que nos conste aviso previo a la Confederación Hidrográfica del Tajo, prohibiendo el baño de animales en el cauce y dañando seriamente el panel".

 

Desde la Asociación exigen la retirada inmediata del cartel municipal del panel informativo y la reparación del mismo, que estiman en 300 euros. Además, sugieren al Ayuntamiento de Piedralaves que sea el propio Ayuntamiento el que utilice sus recursos para colocar sus carteles, puesto que "esta institución tiene que ser un ejemplo para la ciudadanía y no la que incite al vandalismo".

 

La Asociación ha dirigido además un escrito de queja a la Confederación Hidrográfica del Tajo, por ser esta la entidad que debe valorar si el Ayuntamiento tiene competencias sobre el cauce