La apertura de la residencia para personas con enfermedad mental de Ávila cierra el mapa residencial de la Junta

La consejera, en el centro, en la visita realizada este lunes./ Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, ha visitado este lunes la nueva residencia para personas con discapacidad por enfermendad mental de Ávila, donde ha destacado que las residencias abiertas esta legislatura ofrecen recursos suficientes para dar cobertura a las necesidades actuales de un colectivo de  25.200 personas en Castilla y León.

La responable de Familia e Igualdad de Oportunidades del Gobierno Regional ha informado de que esta residencia, ubicada en la calle Camino del Gansino y que ha sido levantada con un presupuesto de 4,5 millones de euros, cuenta con un total de 40 plazas para personas con discapacidad por enfermedad mental y que el objetivo es que estas personas la empleen en una modalidad de estancia temporal que se complete con una veintena de viviendas tuteladasya que "pretendemos que realicen allí actividades ocupacionales hasta que puedan recuperar su vida autónoma".

 

Esta residencia contará además con una inversión de un millón de euros anual para su mantenimiento.

 

Milagros Marcos ha dicho en Ávila que el mapa de asistencia en residencias de este tipo se completará "en breve" con la apertura del un segundo centro en León, que se suma a los de Soria y Zamora, ya abiertas, y a las nuevas de Burgos y la capital abulense.

 

En este sentido ha señalado que, a pesar de dar por cerrado el mapa residencial, "los recursos se irán redimensionando en función de las necesidades que se vayan detectando".

 

Marcos ha destacado el funcionamiento conjunto con los servicios sanitarios en lo que es "el primer modelo de atención sociosanitaria a las personas con discapacidad por enfermedad mental en España". La consejera ha señalado que este modelo se está "exportando" a otras comunidades con "muy buenos resultados".