La Alianza UPA-COAG exige que Muñogalindo, Santa María del Arroyo y Padiernos sean declaradas zonas catastróficas

Los daños provocados por la fortísima tormenta que arrastró agua y barro y destruyó bienes personales e infraestructuras agrícolas y ganaderas como naves, caminos, cerramientos, vallas… etc, son elevadísimos y se pueden cuantificar en al menos dos millones de euros.

Por este motivo, "las administraciones, sin demora, deben responder con prontitud y con responsabilidad para ayudar a los afectados por los cuantiosos daños de la riada". afirman desde este sindicato agrario.

 

La ALIANZA UPA-COAG confía en no encontrarse con la habitual estampa de políticos haciéndose la foto en el lugar de los hechos después de esta catástrofe, y que después los vecinos queden en el olvido de las medidas que suelen prometer y que después no cumplen.   


En este sentido, desde esta organización piden para esta zona de la provincia  una  actuación especial tanto de la Diputación, como de la Junta de Castilla y León y del Gobierno central, y que esta mención se vea refrendada en normativas donde queden recogidas medidas y ayudas concretas por parte de  las administraciones.


Aseguran desde UPA-COAG que "en estos momentos las decenas de personas que ahora mismo requieren de actuaciones prioritarias necesitan a los representantes políticos no para hacerse fotos en dichos municipios  sino para ayudarles a recomponer los daños de la riada", por lo que desde la ALIANZA UPA-COAG reiteran la necesidad de que las Administraciones no caigan en la tentación de dejar abandonados a su suerte a los afectados.