La Alianza UPA-COAG denuncia la expansiĂłn del lobo por la provincia llegando a atacar una explotaciĂłn de ovino en La MoraĂąa

Un ataque de varios canidos en las Ăşltimas horas acaba con mĂĄs de una decena de ovejas dejando malheridos a otro gran nĂşmero de animales muy cerca del casco urbano de BlasconuĂąo

La Alianza por la Unidad del Campo UPA-COAG denuncia el ataque de lobos en las Ăşltimas horas a una explotaciĂłn de ovino en el tĂŠrmino municipal de Madrigal de las Altas Torres, muy cerca del casco urbano de BlasconuĂąo, con mĂĄs de diez ovejas muertas y un buen nĂşmero de animales malheridos..

El temor que ya habĂ­amos denunciado desde ambas organizaciones agrarias sobre la peligrosa expansiĂłn del lobo por toda la provincia se constata ahora, ya que esta Ăşltima lobada se produce en plena comarca de la MoraĂąa y por lo tanto en una zona alejada de sierra, donde hasta ahora se habĂ­an producido la prĂĄctica totalidad de ataques.

Este hecho viene a corroborar lo que llevamos denunciando desde hace tiempo desde UPA-COAG sobre la superpoblación de lobos que hay en la provincia de Ávila. 

Ademås en esta ocasión se da la circunstancia de que las ovejas se encontraban cercadas, por lo que se demuestra que ni con perros mastines ni con medios de prevención como enrejados se puede  disuadir la voracidad de estos animales salvajes.

La cuantĂ­a econĂłmica del daĂąo que deberĂĄ asumir este ganadero supera los 1.000 euros en cuanto a muertes y heridas, sin contar las pĂŠrdidas sobrevenidas por mermas en producciĂłn e incluso con abortos que se producirĂĄn a corto y medio plazo en esta explotaciĂłn ganadera.

Desde la ALIANZA POR LA UNIDAD DEL CAMPO UPA-COAG de Ávila hemos solicitado que se proceda por parte del Servicio Territorial al control riguroso de los cånidos, porque de lo contrario continuarån ocasionando daùos importantes en las explotaciones ganaderas.

Ambas organizaciones agrarias consideramos que en ningĂşn caso los ganaderos deben ser los responsables del descontrol creado en el Medio Rural por la ConsejerĂ­a de Medio Ambiente, al favorecer la expansiĂłn de la fauna salvaje.

UPA y COAG apuntan que el responsable directo de esta situaciĂłn es el Gobierno regional porque es quien protege al lobo y quien sigue negando el derecho que tienen las vĂ­ctimas a ver resarcidos sus daĂąos mediante indemnizaciones.

En este sentido, ambas organizaciones exigimos un “plan de contención” del lobo en Ávila y pagos directos a precio de mercado de los daños que provocan estos animales protegidos por la Administración regional, porque son las dos maneras de responder a las pérdidas económicas que sufren los productores.