La Alianza UPA-COAG de Ávila rectifica al presidente del FEGA y denuncia la "incertidumbre e intranquilidad" de la nueva PAC

Esta organización considera bastante impreciso y erróneo que se comunique a los agricultores y ganaderos abulenses la garantía de estabilidad en el sector agrario en el periodo 2014-2020  "cuando, a día de hoy, existen muchas dudas sobre el futuro más inmediato para los profesionales".

La Alianza UPA-COAG de Ávila considera que se ha faltado a la verdad a los agricultores y ganaderos abulenses cuando el presidente del FEGA, Fernando Miranda, ha afirmado en las últimas horas en nuestra capital que se garantizará el futuro del sector, y el relevo generacional, con la nueva PAC 2014-2020.

 

Esta organización denuncia "el peligro de contar medias verdades puesto que al final se convierten en mentiras. Esto ocurre cuando se anuncian cuestiones que en realidad hasta el día de hoy son solo incertidumbres relacionadas con el sector agrícola y ganadero abulense, tras la reforma de la PAC que ha sacado adelante el ministro de Agricultura".

 

"No es objetivo que el Ministerio hable de tranquilidad para el sector cuando la nueva reforma de la PAC dedica solo el 12 % a ayudas acopladas, puede provocar grandes transferencias de fondos entre los diferentes perceptores y permitirá que cobren ayudas especuladores que inscribieron sus tierras en 2013", añaden.


"A esto se añade la enorme incertidumbre que genera desconocer aún cómo quedará la regionalización, que es la que determinará cuánta ayuda percibirá cada productor abulense".

 

Asimismo, critican que "ha falseado la realidad el responsable del MAGRAMA en Ávila cuando no ha mencionado qué porcentaje de agricultores y ganaderos estarían afectados por pérdidas de más del 10%. Hasta ahora solo ha informado que alrededor del 1% perdería más del 30%, pero no ha mencionado de los porcentajes de agricultores y ganaderos con pérdidas superiores al 10%, por ejemplo".

 

"Respecto a la garantía del relevo generacional, que tanto se ha encargado de vender el presidente del FEGA, Fernando Miranda, en Ávila en las últimas horas, el nuevo modelo de la PAC consolida el esquema de percepción de las ayudas europeas de los últimos años, por lo que se cierra la puerta a los agricultores y ganaderos jóvenes que no hayan recibido ayudas en los últimos años.

 

Tampoco el responsable del Ministerio de Agricultura se ha atrevido a hablar en Ávila sobre el cultivo de la remolacha, y cómo quedará éste en el futuro, porque a día de hoy  se sabe que sale seriamente tocado para los próximos años, y con una severa reducción de ayudas respecto al periodo anterior.

 

Finalmente tampoco ha informado a los agricultores y ganaderos presentes en la jornada sobre las deudas de su Ministerio con los agricultores y ganaderos de Castilla y León y por lo tanto de Ávila sobre las ayudas de desarrollo rural correspondientes a años atrás que aún tienen que pagar, y sobre las que la propia Junta de Castilla y León sigue insistiendo en que se abonen inmediatamente".

Noticias relacionadas