La Alianza UPA-COAG Ávila deununca el "varapalo" del Gobierno a los regantes con la subida de las tarifas eléctricas

El incremento puede suponer hasta un 150 %, afecta a agricultores y ganaderos, "y tendrá un impacto económico muy negativo haciendo imposible en muchos casos amortizar los altos costes que han asumido los productores para hacer competitivas sus explotaciones"

La ALIANZA UPA-COAG DE ÁVILA denuncia el nuevo "varapalo económico" al que somete el Gobierno de Mariano Rajoy a los regantes y también a los ganaderos de esta provincia, al incrementar en los últimos días nuevamente el precio de la electricidad. 
 
"Esta medida antisocial, que puede llegar a suponer un incremento en la factura de hasta un 150 % en la tarifa eléctrica, es un ataque directo y frontal a los regadíos, que conviene recordar suponen un foco importante de generación de empleo y puestos de trabajo".
 
Esta organización considera que con estas políticas impositivas se está demostrando que el ministro de Agricultura, Arias Cañete, junto al ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria, "se han convertido en dos de los mayores enemigos del sector agrario español. Hacemos extensible nuestro enorme malestar con el presidente Mariano Rajoy por atizar una vez más contra el sector primario para financiar el déficit del Estado".
 
"Resulta un auténtico disparate la continua subida de precio que en poco tiempo y en materia de electricidad está sufriendo un sector profesional como es el agrario.  En este sentido, el abusivo incremento del coste en el término potencia hace muy gravosa la actividad para las economías de los agricultores de Ávila, puesto que por ese concepto pagan tasas elevadísimas aunque no haya consumo eléctrico".       
 
 
 
"Hay que tener en cuenta que en la provincia de Ávila está uno de los mayores acuíferos del país, el de Los Arenales, donde la extracción de agua mayoritariamente se hace a través de sondeos. También el incremento de este coste afecta a las estaciones de bombeo de riego por superficie en los regadíos modernizados a demanda".   
 
 
 
"Esta nueva subida en las tarifas eléctricas es un atentado al sentido común si se tiene en cuenta la situación económica límite en la que se encuentran muchas explotaciones agrícolas y ganaderas con una reducción muy importante de los precios en sus producciones. 
 
 
Además, resulta un disparate adoptar esta medida días después de conocer el incremento de tasas que por prestación de servicios ha impuesto la Confederación Hidrográfica del Duero, y por lo tanto el Gobierno central".
 
 
 
LA ALIANZA UPA-COAG DE ÁVILA denuncia  "el enorme daño que está ocasionando el ministro Arias Cañete al sector agrario provincial, que aplaude plácidamente las subidas tarifarias del Gobierno de Mariano Rajoy en cuestiones relacionadas con la energía eléctrica, apretando más y más las economías de las explotaciones agrarias familiares2.
 
 
"El importante sacrificio económico que están realizando los regantes de esta provincia para lograr un uso racional y eficiente del agua implantando nuevas tecnologías, y así hacer competitivas las explotaciones,  está siendo duramente castigado por parte del Gobierno central asfixiando a los profesionales del sector con tarifas cada vez más escandalosas, imposibilitándoles la amortización de los altísimos costes asumidos en los últimos años", concluyen desde la Alianza UPA-COAG