La Alianza por la Unidad del Campo se manifiesta rotundamente en contra del cierre de urgencias en el medio rural

Consideran "una aberración y despropósito que la Junta de Castilla y León siga con su intención firme de seguir cerrando servicios de atención de urgencias durante la noche en varias zonas rurales de Castilla y León"

La Alianza por la Unidad del Campo UPA-COAG de Ávila se manifiesta radicalmente en contra de la decisión de la Junta de Castilla y León de cerrar servicios de urgencias nocturnas en nuestra comunidad autónoma y provincia.

"En los últimos días se está conociendo que el Gobierno regional tiene intención de cerrar decenas de puntos de guardia en amplias zonas rurales de Castilla y León, lo que significa un paso más en su intención de desmantelar de forma absoluta el sistema público de sanidad que tan buenos resultados había dado hasta la fecha".

En este sentido, la Alianza por la Unidad del Campo UPA-COAG Ávila quiere mostrar "su más absoluto apoyo y respaldo a las plataformas que se están creando en distintos puntos de la región contra los cierres parciales en centros de salud y urgencias. De igual modo, respaldamos las denuncias públicas que cada vez más alcaldes están mostrando contra las decisiones del Gobierno regional, lo que demuestra el altísimo grado de descontento de cada vez más ayuntamientos castellanos y leoneses".

Ambas organizaciones definen "como un auténtico disparate el que está ejecutando la Junta de Castilla y León en una materia tan sensible como es el Estado de bienestar y los servicios públicos. Esta nueva noticia es sin duda un varapalo más dentro de la política de recortes del Gobierno central y autonómico.

Estamos ante una decisión absolutamente errónea de recortar el gasto social, mediante una reducción más en las prestaciones sanitarias, que se suman al empeoramiento de las condiciones de trabajo y la destrucción de empleo público, poniendo muy en riesgo el Estado del Bienestar que es patrimonio de la ciudadanía".

UPA y COAG recuerdan "que el gasto en los servicios sanitarios es parte del gasto social y, a diferencia de lo que afirma el Gobierno, no son gratuitos. Se financian mediante impuestos, procedentes fundamentalmente de las rentas del trabajo, a los que contribuye el conjunto de la ciudadanía y constituyen la mejor forma de redistribución social de la riqueza y son una inversión para el presente y el futuro".

La Alianza por la Unidad del Campo UPA- COAG quiere incidir "en esta denuncia ya que se trata de un nuevo desplante al medio rural, puesto que una vez más son los habitantes de los pueblos los que salen perjudicados respecto a los ciudadanos del medio urbano".

"Lamentablemente estamos ante una política que agranda las diferencias entre los derechos de unos ciudadanos respecto a otros, ocasionando un grave deterioro de los servicios públicos básicos y sus consecuencias en la calidad de vida de la ciudadanía en los pueblos, muy especialmente de los sectores más vulnerables de la sociedad, agudizando el retroceso social en amplias zonas de Castilla y León".

Finalmente quieren recordar que se manifestarán este sábado en Mombuey (Zamora) "contra la intención del Gobierno Regional de acabar con una atención sanitaria de calidad en el conjunto de nuestra comunidad autónoma".