La alcaldesa de Montcada (Barcelona) y la jefa de área siguen en el cargo pese a sospechas de amaño

Mª.Elena Pérez llega al Juzgado. Operación Mercurio
La alcaldesa de Montcada i Reixac (Barcelona), María Elena Pérez, y la directora del Área Territorial del consistorio, Carmina Llumà, siguen en el cargo pese a las sospechas de que la edil presuntamente colocó a dedo a la alto cargo, y después de que hayan imputado al diputado del PSC en el Parlamento catalán Daniel Fernández por presunto tráfico de influencias en este caso.



BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)



Pérez está imputada por los delitos de tráfico de influencias y prevaricación, junto con el exalcalde de Sabadell Manuel Bustos y su hermano y concejal, Francisco Bustos, por el Juzgado de Instrucción 1 de Sabadell, que instruye el caso Mercurio.

Durante la instrucción, se descubrió que se había sustituido el documento inicial en el que la empresa de selección declaraba a la candidata elegida como 'no apta' y proponía a una tercera persona, por otro documento que consideraba que la 'apta' era finalmente la elegida.

En el último pleno municipal, del 28 de febrero, C's presentó una moción para exigir el cese de Llumà "ya que es evidente que ocupa un cargo para el cual no es apta", aunque no prosperó por los votos en contra de CiU y PSC --en el consistorio-- y de ERC, y la abstención del PP.

El equipo de gobierno defendió entonces la presunción de inocencia de la alcaldesa y la profesionalidad de Llumà, y desde ERC su portavoz local, Marta Aguilar, pidió tomar las medidas oportunas cuando "se dicte una sentencia y un juez se haya posicionado".

Desde C's, la concejal Carme Romero ha explicado a Europa Press que promovieron esta moción porque entienden que se ha perjudicado a una tercera persona que estaba mejor preparada y tenía "un currículum más adecuado".

Sin embargo, según Romero, la alcaldesa "no se considera culpable de nada" por lo que ni ella ni Llumà han optado por apartarse, y mientras la primera siga, la segunda quedará protegida.

En declaraciones a Europa Press, el concejal de ICV Josep Maria González, que ha pedido la dimisión de Pérez en varias ocasiones, ha puntualizado que el principal motivo es que la alcaldesa haya decidido abandonar los cargos en el partido y no su cargo municipal.

Además, ha resaltado que tras la imputación de Daniel Fernández, ya son dos jueces los que han visto indicios de irregularidad, por lo que ha pedido que se resuelva el caso "con rapidez" y que se depuren responsabilidades políticas y técnicas.

El PP también ha exigido la dimisión de Pérez y la portavoz local del partido, Eva García, considera que el juez "constata la vinculación de alcaldesa" en la presunta contratación irregular, mediante las conversaciones telefónicas entre el entonces alcalde Manuel Bustos y el diputado socialista.

DEFENSA DE PÉREZ

La alcaldesa ha defendido en varias ocasiones su inocencia y ha asegurado que "todo el proceso de selección se ha ajustado totalmente a la legalidad".

"Podía haber contratado directamente a un cargo de confianza, sin ningún tipo de proceso de selección, pero preferí hacerlo, voluntariamente, de libre concurrencia y publicidad y de libre designación, y con total transparencia para dotar este proceso de las mejores garantías para acertar en el nombramiento y encontrar el mejor perfil para este cargo", aseguró.

En su defensa, la alcaldesa destaca "la inexistencia de ningún tipo de presión" sobre su persona y sobre las decisiones que toma como máxima responsable del Ayuntamiento.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha imputado a Daniel Fernández por presuntamente presionar para colocar a la también exalto cargo del tripartito ante la alcaldesa, a quien llegó a decirle: "Que al 'No apta' le quiten el 'No".

En una conversación telefónica con Manuel Bustos, del 18 de mayo de 2012, Fernández le informó de los trámites para colocar a Carmina Llumà --la también pareja del jefe del Servicio de Asesoría Jurídica de Sabadell, Marcel Galofré-- como directora del Área Territorial de Montcada y que la empresa destinada a la selección la había calificado como 'No apta'.