La Agencia Tributaria se persona como acusación particular en la causa por el fichaje de Neymar

Neymar

El juez imputó al Barcelona por un delito fiscal antes de que pagara 13,5 millones de euros con una declaración complementaria.

La Agencia Tributaria se ha personado como acusación particular, a través de la Abogacía del Estado, en la causa que instruye el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz por el fichaje del futbolista brasileño Neymar, en la que está imputado el Fútbol Club Barcelona como persona jurídica por un delito fiscal.


En una providencia hecha pública este jueves, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 comunica que tiene por "personado" a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT), que será parte del procedimiento y tendrá conocimiento de las actuaciones a través de los servicios jurídicos del Estado.

El juez instructor ofreció a la Agencia Tributaria su personación en el procedimiento al sospechar que existen "indicios suficientes" sobre la comisión de un delito contra la Hacienda Pública por parte de la entidad culé.

Además, pidió a este organismo, a instancias del fiscal, las declaraciones voluntarias de liquidación de impuestos de 2011, 2012 y 2013 del club relacionadas con este fichaje y que certificara si éste último se consideraba a efectos fiscales como "no residente en 2013 con la obligación de tributar en España o si, en su caso, debía hacerlo en Brasil".

También reclamó al padre del futbolista, Neymar da Silva Santos, los estatutos de las cuatro sociedades en las que aparece como representante legal de su hijo para conocer su objeto social y las declaraciones tributarias que presentó en los ejercicios de 2011 y siguientes.

EL BARÇA PAGÓ TRAS LA IMPUTACIÓN

Ruz imputó el pasado 20 de febrero a la entidad culé ante las sospechas de que pudo defraudar 9,1 millones de euros y no tributar en los contratos por valor de 37,9 millones que suscribió por el fichaje del jugador en los años 2011 y 2013.

Tras esta decisión, la Junta Directiva del Fútbol Club Barcelona acordó el pasado 23 de febrero por unanimidad presentar una declaración complementaria a Hacienda por la que pagaba 13.550.830,56 euros, a fin de "saldar cualquier posible deuda" derivada de esta operación.

RECURSO DE MANOS LIMPIAS

Además, el sindicato Manos Limpias, que presentó una ampliación de querella contra el actual presidente del club, Josep Maria Bartomeu, el vicepresidente económico del club, Javier Faus, y el padre del jugador, ha recurrido ante el juez instructor la decisión de éste de imponerle una fianza de 45.000 euros para personarse en el procedimiento. Según esta organización, las firmas de los querellados aparecían en una decena de contratos suscritos con las sociedades del padre del jugador.

El juez Ruz abrió esta causa el pasado 22 de enero tras admitir a trámite la querella presentada por el socio del Barça Jordi Cases contra el entonces presidente de la entidad Sandro Rosell, quien se vio obligado a presentar su dimisión un día después.

La Fiscalía sostiene que las transacciones económicas que sustentaron el fichaje de Neymar se basaron en "contratos simulados" y operaciones de "ingeniería financiera" que no respondían a la realidad y con las que se pretendía "cometer el engaño" a la Hacienda Pública.