La afición del Sevilla defiende el himno de los pitos

Imagen del palco del Vicente Calderón durante el himno

Esta vez los pitos se oyeron, pero menos. Con la megafonía alta y con la afición del Sevilla coreandolo, los silbidos del bando culé se escucharon menos que en la pasada edición de la Copa del Rey. 

Los Reyes, en el décimo aniversario de su boda, presiden el partido en el Vicente Calderón. Felipe VI y la Reina Letizia han estado acompañado también por el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, así como los alcaldes de Sevilla, Juan Espada, la alcaldesa de Madrid, Ada Colau, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, entre otros representantes político

 

No se ha repetido en esta ocasión la imagen de la última final de la Copa del Rey que también jugó el FC Barcelona y el Atletic de Bilbao y cuyas aficiones protagonizaron una sonora pitada durante la interpretación del himno.

 

Esta vez los sevillistas han coreado el himno de manera que el estadio Vicente Calderón ha quedado dividido en dos bandos incluso antes de empezar a rodar el balón. 

 

Posteriormente, en el minuto 17, la hinchada azulgrana ha comenzado a corear el tradicional grito de 'Independència', que resuena en todos los partidos en el Camp Nou, que la afición rival trató de silenciar con abucheos y gritos de 'Fuera, fuera'.   

 

La polémica viene precedida esta semana por la prohibición de la Delegación del Gobierno en Madrid de la exhibición de banderas independentistas catalanas en la final. Sin embargo, el juez de lo Contencioso-Administrativo número 11 de Madrid acordó poco después permitir el acceso con ellas.