La AFE presenta ante la Liga 210 reclamaciones por impago de 25 clubes de Primera y Segunda

Luis Rubiales

Han sido presentadas 210 reclamaciones a 25 clubes/SADs que han participado la temporada 2014-2015 en Primera y Segunda División A, por un montante económico de 19.142.257 euros.

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha dado traslado a la Liga de Fútbol Profesional (LFP), de todas las reclamaciones por cantidades adeudadas a jugadores de distintos clubes/SADs que militaron la temporada 2014-2015 en Primera División y Segunda División A, correspondientes al plazo de junio.

 

Tras la presentación por parte de los futbolistas, que tuvieron de plazo hasta el pasado 7 de julio, las reclamaciones obran ya en poder de los clubes/SADs, que podrán presentar sus alegaciones en el plazo establecido, antes de la reunióh de la Comisión Mixta AFE-LFP. La citada Comisión Mixta AFE-LFP, resolverá la totalidad de las reclamaciones, cuantificando en los casos que proceda, las cantidades que deberán abonar los distintos clubes/SADs que las hayan recibido por impagos. 

 

Una vez se resuelva el importe al que asciende cada una de las reclamaciones, los clubes/SADs tendrán de plazo hasta las 24 horas del día 31 de julio de 2015, para hacer efectivo su abono.

 

El número de reclamaciones presentadas por AFE ante la LFP en el plazo establecido para la temporada 2014-2015, asciende a un total de 210, divididas en 25 clubes/SADs y por un montante económico de 19.142.257 €.

 

La cifra de reclamaciones en este plazo, supone un aumento en cuanto al número de reclamaciones de la temporada pasada (18 - 25), existiendo un descenso en la cantidad total reclamada (22.839.033 € - 19.142.257 €).

 

El nivel de incumplimiento de pagos que los futbolistas españoles están sufriendo en el fútbol profesional sigue en escalada, siendo el número de clubes/SADs denunciados mucho mayor, pese a que los salarios de los jugadores han caído como ya se informó desde AFE la pasada temporada.

 

Este último factor hace que, en muchos casos, tengan que emigrar a otras competiciones donde son mejor valorados.