La acción caritativa de la Diócesis de Ávila llegó hasta 9.113 personas a lo largo del año 2013

El Obispo de Ávila, Monseñor García Burillo, y el delegado provincial de Cáritas, Fernando Carrasco. / Foto: Antonio S. Sánchez

El Obispo de Ávila, Monseñor García Burillo, y el delegado provincial de Cáritas, Fernando Carrasco, hicieron balance de actividades de la Diócesis durante el pasado año, y de sus cuentas de ingresos y gastos, que cuadraron en una cantidad total de 5.612.017,31 euros.

Con motivo del Día de la Iglesia Diocesana 2014, el Obispo de Ávila, Monseñor García Burillo, y el delegado provincial de Cáritas, Fernando Carrasco, han hecho balance de los capítulos de ingresos y gastos y de actuaciones de la Diócesis de Ávila en el pasado año 2013 y han aprovechado para recordar que “la Iglesia necesita tu ayuda y tu compromiso económico”, lema en el que han centrado su discurso en el contexto del Programa para la Sostenibilidad Económica de la Iglesia.

 

Carrasco aportó los datos de su memoria de actividades, donde se incluye la acción caritativa, que el pasado año 2013 llegó a un total de 9.133 personas asistidas en 35 centros de la Diócesis.

 

Para su acción evangelizadora y misionera han contado con 160 sacerdotes, 552 catequistas, 109 misioneros distribuidos en diferentes puntos del mundo, 254 parroquias a las que hay que sumar los anejos de los pequeños pueblos de la provincia, y 14 monasterios. Y, para concluir, en cuanto a su acción celebrativa, se llevaron a cabo 1.239 bautizos, 1.015 comuniones, 779 confirmaciones, y 400 matrimonios.

 

En cuanto al tema de los ingresos, que coincide con los gastos de la Diócesis, fue en el año 2013 de 5.612.017,31 euros, repartido en cinco conceptos que son las aportaciones de los fieles –dividido en colectas en las parroquias, suscripciones de donativos, colectas para instituciones de la Iglesia y otras ingresos de fieles-, ingresos del patrimonio fundamentados en alquileres e ingresos financieros; otros ingresos corrientes por servicios, subvenciones públicas e ingresos de instituciones diocesanas; e ingresos extraordinarios por venta de bienes y otras ingresos extraordinarios.

 

Carrasco destacó en este punto que de esos ingresos por aportaciones de los fieles del primer concepto, un 56 por ciento viene por donaciones directas privadas, mientras que el 44 por ciento restante, procede de aquellas personas que ponen la ‘X’ en la casilla de la Iglesia de la Declaración de la Renta.

 

En el capítulo de gastos, los conceptos fundamentales han sido las acciones pastorales y asistenciales, las retribuciones de los religiosos y demás personal que trabaja en la Diócesis, la conservación y el funcionamiento de los edificios del Obispado, la aportación a los centros de la Diócesis, como son el Seminario y la Casa Sacerdotal San Millán; y los gastos extraordinarios, dentro de lo cual se incluyen los programas de rehabilitación.

 

En cuanto a los organismos diocesanos, el Seminario Diocesano tuvo unos ingresos de 166.703,14 euros y unos gastos de 186.933,54 euros; Cáritas Diocesana, con un balance positivo, por 1.288.051,20 euros de ingresos y 1.225.103,70 euros de recursos empleados; la Delegación de Manos Unidas en Ávila obtuvo unos recursos enviados a proyectos de cooperación internacional de 207.401,27 euros; y, finalmente, en las obras misionales pontificias, unos recursos enviados a misiones de 357.358, 34 euros.

 

Burillo, por su parte, aprovechó para recordar que desde la Diócesis de Ávila van a promover “la cultura del encuentro y de la solidaridad” y destacó que “la Iglesia es una comunidad de vida y de fe donde compartimos los proyectos vitales” que para la celebración este año del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa “va a promover la vida fraterna” para lo cual, concluyó, “invito a todas las Diócesis a vivir este momento tan especial como nosotros”.