Klopp, en su presentación con el Liverpool: "Soy 'The Normal One'"

Jurgen Kloop, presentado con el Liverpoool

El nuevo entrenador del Liverpool, el alemán Jürgen Klopp, ha asegurado este viernes que espera cambiar el ánimo de los aficionados 'reds' de "escéptico a creyente" y ha reconocido que está viviendo "uno de los mejores momentos" de su vida al hacerse cargo de un equipo al que intentará dar un estilo "salvaje" basándose en una "defensa estable".

"No quiero describirme a mí mismo. Soy 'The Normal One', quizás", declaró en su primera rueda de prensa como entrenador 'red', ante la risa de los periodistas, en referencia a las palabras del portugués José Mourinho al ser presentado como técnico del Chelsea en 2004, cuando se autodefinió como 'The Special One'.

Ya en una entrevista ofrecida a los canales informativos del club inglés, reconoció que está viviendo "uno de los mejores momentos" de su vida. "Estoy aquí con mi familia, no con toda, porque uno de mis hijos todavía está en casa, es como un sueño", indicó, además de reconocer que recalar en Anfield "no fue la decisión más difícil".

El preparador de Stuttgart se declaró un admirador del juego del Liverpool. "Me encanta el fútbol y la intensidad del Liverpool es muy buena. Siempre he pensado en trabajar en Inglaterra por el estilo e intensidad de su fútbol, y el Liverpool fue la primera opción. Ahora tengo la oportunidad de trabajar aquí, es lo mejor que podía imaginar", explicó.

Además, afirmó que después de 15 años como entrenador de equipos de primer nivel tuvo que tomar "una decisión importante" abandonando el Borussia Dortmund. "Estuve seis años muy, muy fresco en Dortmund y tuve un último año duro. Quería hacer algo nuevo y ahora estoy aquí", relató.

El de la Selva Negra se confesó "muy emocionado" con el reto de dirigir en Anfield. "Quiero verlo, quiero sentirlo, quiero olerlo, quiero hacerlo todo. Cuando vine aquí con el Dortmund hace un año estaba muy emocionado", dijo. "He estado en muchos lugares del mundo del fútbol, pero este es el más especial. El estadio del Borussia Dortmund, el Signal Iduna Park, es un gran estadio y tuve un pequeño estadio perfecto con el Mainz 05, pero Anfield es el lugar más histórico. Estoy deseando que llegue y en este momento no sé lo que voy a sentir, pero va a ser bueno", señaló.

Por otra parte, mandó un claro mensaje a los aficionados. "Tenemos que cambiar de escépticos a creyentes desde ahora", recalcó. "Entiendo el fútbol. Tenemos que entretenerles, hacer que su vida sea mejor. El fútbol no es tan importante, no salvamos vidas o cosas por el estilo, nuestro trabajo es hacerles olvidar sus problemas durante 90 minutos y que luego se pueda hablar tres días después sobre el último partido y hablar otros dos días del próximo encuentro", prosiguió.

"NO SOY UN SOÑADOR, NO QUIERO TENER A CRISTIANO O A MESSI EN UN EQUIPO"

El técnico alemán, por otra parte, no cree que vaya a tener problemas para adaptarse al fútbol inglés, y se mostró satisfecho con el potencial del equipo. "Tengo que hablar con los jugadores, por supuesto, tenemos que encontrar un camino común. Podemos ser buenos amigos; no es tan malo ser mi amigo, soy un tío muy leal", dijo entre risas.

"En este momento, no somos el mejor equipo del mundo, ¿y a quién le importa? ¿Quién lo quiere? Queremos ser el mejor equipo de mañana. Vi algunos buenos partidos y otros no tan buenos, pero es normal en el fútbol que haya algunos problemas, hay que resolverlos. Lo importante es que tenemos velocidad, habilidades técnicas y tácticas, buena defensa, centrocampistas buenos, buenos delanteros... Ahora tenemos que ver quién es apto para el primer partido contra el Tottenham y luego tenemos que hacer un equipo para ese partido. No soy un soñador, no quiero tener a Cristiano o a Messi en un equipo. Quiero a estos chicos", manifestó.

Además, abogó por un estilo "salvaje". "En el fútbol, todos los equipos de clase mundial juegan al fútbol de posesión, eso es genial. Me gusta ver esto; el Bayern Munich, un gran equipo y gran club; el FC Barcelona, el Real Madrid, el Manchester City, algunos días... Pero nadie empieza con un equipo con la posesión del balón. No se puede iniciar y decir 'vale, tenemos la pelota y los otros jugadores tienen que esperar'. Lo primero, siempre, incluso en la vida, es tener una defensa estable", indicó.

"Si hablo de agresividad, sólo hablo de agresividad contra mí mismo. Hay que ser más duros y no agresivos con el adversario, no estoy interesado en faltas o ese tipo de cosas", concluyó sobre cómo espera que se comporte su equipo.