Kenia pone precio a la cabeza del organizador de la masacre de Garissa

Kuno

Kenia ha ofrecido una recompensa de casi 200.000 euros por cualquier información que conduzca a la captura del líder del grupo terrorista Al Shabaab, Mohamed Kuno, supuesto 'cerebro' del ataque perpetrado contra la Universidad de Garissa.

El Ministerio de Interior keniano ha difundido en las últimas horas una fotografía de Kuno, conocido también con los alias de 'Dulyadin' y 'Gamadhere', en la que le identifica como el criminal "más buscado" del país africano.

 

"Apelamos a cualquiera que tenga cualquier información sobre 'Gamadhere' para que la comparta con las autoridades y agencias de seguridad competentes", ha escrito en su cuenta oficial de la red social Twitter.

 

Kuno ya estaba en el radar de las autoridades kenianas como presunto responsable de la cadena de atentados perpetrada el año pasado contra la región costera, en los que murieron decenas de personas. Hasta ahora, ofrecían una recompensa de dos millones de chelines (unos 20.000 euros).

 

Al parecer, Kuno es el responsable de las Operaciones Exteriores de Al Shabaab en Kenia, donde actúa usando a miembros de su familia para atravesar la línea limítrofe con Somalia y en alianza con otros tres dirigentes de la secta islamista.

 

El líder yihadista es un ciudadano keniano que abandonó su trabajo como director de una madrasa en la localidad de Garissa para sumarse a las filas de la Unión de Cortes Islámicas, embrión de Al Shabaab, en 2009.