Júpiter espera la llegada de Juno

Superficie de Júpiter

Ante la inminente llegada a Júpiter de la nave espacial Juno, los astrónomos británicos han utilizado el Very Large Telescope de ESO para captar nuevas espectaculares imágenes en infrarrojo del planeta. 

Dichas imágenes forman parte de una campaña para preparar mapas en alta resolución del mundo gigante.


Según han explicado los expertos, estas observaciones proporcionarán información de los trabajos que llevará a cabo Juno durante los próximos meses, ayudando a los astrónomos a comprender mejor el gigante de gas, con antelación al encuentro cercano que acometerá Juno.

Un equipo dirigido por Leigh Fletcher de la Universidad de Leicester, Reino Unido, presentará nuevas imágenes de Júpiter durante el Encuentro Nacional de Astronomía de la Real Sociedad de Astronomía del Reino Unido, que se realizará en Nottingham. Las nuevas imágenes obtenidas con el instrumento VISIR, instalado en el Very Large Telescope de ESO, forman parte de un esfuerzo enfocado en mejorar la comprensión de la atmósfera de Júpiter, antes de la llegada de la nave espacial Juno, prevista para julio de este año.

La campaña ha implicado el uso de varios telescopios con base en Hawai y Chile y ha contado, también, con aportes de astrónomos aficionados de todo el mundo. Los mapas no sólo brindan instantáneas del planeta, sino que también revelan las variaciones y cambios en la atmósfera de Júpiter, en los meses anteriores al arribo de Juno.

La nave espacial Juno fue lanzada en el año 2011, y ha viajado casi 3000 millones de kilómetros para llegar hasta el sistema Joviano. Las naves espaciales pueden recopilar datos sin las limitaciones que afectan a los telescopios con base en la Tierra, por lo cual puede parecer sorprendente que esta campaña realizada con telescopios terrestres se considere tan relevante.

MAPAS PARA DEFINIR EL ESCENARIO

Fletcher ha indicado que "estos mapas ayudarán a definir el escenario que Juno registrará en los próximos meses". "Las observaciones en diferentes longitudes de onda a través del espectro infrarrojo nos permitirán conformar una imagen tridimensional de cómo la energía y el material son transportados hacia arriba, a través de la atmósfera", ha apuntado.

La captura de imágenes nítidas a través de la atmósfera cambiante de la Tierra es uno de los mayores desafíos que enfrentan los telescopios terrestres. Este vistazo de la atmósfera turbulenta de Júpiter, ondulante con las nubes más frías de gas, se logró gracias a una técnica conocida como lucky imaging (imagen afortunada).

Del mismo modo, se tomaron series de imágenes de Júpiter, con tiempo de exposición breve, con el instrumento VISIR, produciendo miles de imágenes individuales. Se seleccionan las imágenes afortunadas, vale decir aquellas menos afectadas por las turbulencias atmosféricas, descartándose el resto. Las imágenes seleccionadas son alineadas y combinadas para producir imágenes finales asombrosas.

Glenn Orton, líder de la campaña terrestre de apoyo a la misión Juno, ha explicado por qué las observaciones preparatorias desde la Tierra tienen tanto valor. "Los esfuerzos mancomunados de un equipo internacional de astrónomos profesionales y aficionados, nos han proporcionado un magnífico conjunto de datos durante los últimos ocho meses. Junto con los nuevos resultados de Juno, la serie de datos VISIR, en particular, permitirá a los investigadores caracterizar la estructura térmica global, la cobertura de nubes y distribución de una variedad de gases presentes en Júpiter", ha concluido.

Mientras que la novedosa misión Juno, que revelará al poderoso Júpiter traerá resultados nuevos y altamente esperados, su camino habrá sido allanado por los esfuerzos realizados en la Tierra.