Juan Méjica convierte el Rastro en un museo al aire libre

Méjica y Sánchez Reyes frente a las esculturas

El Paseo del Rastro de la capital abulense ofrecerá una nueva imágen durante los dos próximos meses con las esculturas gigantes del artista asturiano Juan Méjica, quien ha invitado a los abulenses a tocarlas, sentirlas y "dialogar" con ellas

El prolífico y polifacético artista asturiano Juan Méjica expone desde este viernes y durante los dos próximos meses una serie de siete esculturas gigantes que ya están situadas en el paseo del Rastro de la capital abulense.

 

Se trata de siete grandes piezas que representan Iconos asturianos y españoles como el caballo asturcón, el toro o el tejo de acero y cobre, que buscan la finalidad, como el propio artista ha dicho, de "españecer" a su paso. Méjica, que ha afirmado que "el arte tiene que reunir dos exigencias, intensidad y misterio", ha indicado que son esculturas "que espero que el ciudadano las disfrute porque se permite tocarlas y espero que los niños y los padres se suban al caballo, se acerquen al tejo o vuelen con el asturcon".

 

Se trata de "esculturas próximas que no solo dialogan con el medio sino también con los propios ciudadanos", algo en lo que ha coincidido la teniente de alcalde de Cultura del Ayuntamiento de Ávila, Sonsóles Sánchez Reyes, quien ha calificado a Méjica como un "artista de grandísimo talento que ha llevado a cabo una labor importantísima de renovación de las artes".

 

La exposición, formada por siete esculturas de la serie, por cuestiones de transporte, es itinerante y lleva tres años de viaje en los que ha visitado ya 16 ciudades españolas. La gira se prolongará por lo menos hasta 2016 visitando Francia e Italia.