Juan Mayorga: "Teresa de Jesús era rebelde, desobediente e inconformista"

El dramaturgo Juan Mayorga, galardonado este martes con el Premio Nacional de Literatura por su obra 'La lengua en pedazos', que es una "visión muy personal" del texto 'El libro de la Vida' de Santa Teresa de Jesús, ha señalado que esta escritora mística era "un mujer rebelde, desobediente e inconformista, que fue capaz de crear un espacio propio en un mundo de hombres".

 Mayorga, que ha recibido el premio con "mucha alegría", ha tenido su primer pensamiento para los dos actores protagonistas de la obra, Clara Sanchís y Pedro Miguel Martínez, a quien "tanto" les debe y quienes están estos días representando la obra por diversos lugares de España.

 

   "Cuando me han comunicado la noticia iba en el AVE camino de Barcelona y me ha hecho gracia que había a mi lado una monjita. Y he pensado: 'a lo mejor ésta tiene algo que ver'. He pensado que ha podido ser una señal", ha comentado en tono de humor.

 

   El dramaturgo ha explicado que su obra surge tras la lectura de 'El libro de la Vida' de la santa de Ávila, texto que le descubrió el filósofo Reyes Mate. "Había leído el libro hacía tiempo y lo daba por sabido. Pero me encontré con una palabra extraordinaria de Santa Teresa de Jesús", ha relatado.

 

   La lectura del libro le hizo interesarse por su figura. Con el tiempo y pese a la imagen que se ha transmitido de la santa "por una tradición más conservadora", el autor descubrió que Santa Teresa de Jesús era "una mujer rebelde, desobediente e inconformista, que fue capaz de crear un espacio propio en un mundo de hombres" y que estaba "embriagada de amor y de un enorme sentido de la justicia".

 

   En la obra se puede ver un duelo entre Teresa y un inquisidor, algo que no ocurrió realmente, pero que le sirve al autor "para confrontar dos posiciones ante la fe y ante la vida".

 

   "En la obra se ve la palabra salvaje de Santa Teresa de Jesús y cómo el inquisidor quiere dominarla, ajardinarla", ha apuntado, al tiempo que ha explicado que la obra "habla sobre la fe, la libertad, la imaginación y la palabra".

 

   "Teresa está en el extremo opuesto de la clase media moral contemporánea", ha señalado, porque se pregunta por "el sentido de la vida, el amor, la amistad y la muerte", y no por aspectos más cotidianos e intrascendentes de la vida como "la crisis de los 40 o el precio del metro cuadrado de las casas".

 

   Juan Mayorga escribió 'La lengua en pedazos' porque quería además abordar la fe, pese a que él no participe de esa creencia, un tema que curiosamente en un país tan religioso como España "ha sido tan poco tratado". "Yo no participo de esa creencia pero yo veo a mis padres y sé que esa creencia les ha atravesado", ha apostillado.

 

   Al autor le alegra especialmente que hayan premiado una obra que "respeta al espectador porque le exige, le exige su imaginación cómplice y su escucha".

 

   Sobre la producción literaria dramática en España ha dicho que se encuentra "en un momento muy interesante", en el que conviven "varias generaciones de autores haciendo obras importantes e interesantes". "El teatro es buen lugar de resistencia y libertad para un escritor, donde se puede hablar de cosas sobre los que acaso en otros medios no tienen cabida", ha aseverado.