Juan Manuel Urgoiti, nuevo presidente de Pescanova

Vigo Foto Urgoiti
Estima una quita del 75% y no teme por una posible deslocalización




CHAPELA-REDONDELA (PONTEVEDRA), 12 (EUROPA PRESS)

El expresidente del Banco Gallego y consejero independiente de Inditex, Juan Manuel Urgoiti, ha sido elegido este jueves nuevo presidente de Pescanova, tras la celebración del Consejo de Administración de la firma, constituido tras una Junta General Extraordinaria de Accionistas que ha dado el mando de la pesquera a la candidatura propuesta por el grupo Damm, Luxempart e Iberfomento.

Urgoiti (Madrid, 1939) es licenciado en Derecho e inició su carrera profesional en el Banco de Vizcaya. Ha sido directivo de varias entidades de crédito (entre ellas, presidente del Banco Gallego) y empresas y, actualmente, es consejero independiente de Inditex, desde 1993. También preside la Fundación Gaiás Cidade da Cultura, es miembro del consejo internacional del MOMA de Nueva York y de otras entidades benéfico-culturales.

Juan Manuel Urgoiti ha sido elegido presidente de la compañía después de que la Junta de Accionistas diese su apoyo mayoritario a la candidatura presentada por el grupo Damm, Luxempart e Iberfomento, con el 70,82 por ciento de los votos (en representación de más de 11 millones de acciones). Así, el nuevo Consejo de Administración está conformado por, además de Urgoiti, por José Carceller (Damm), François Tesch (Luxempart), Yago Méndez, Fernando Herce Meléndrez (Iberfomento), Luis Ángel Sánchez Merlo y Ángel Legarda.

En declaraciones a los medios, Urgoiti explicó que su papel consistirá en "ponerse al frente de todo el proceso" y que las cuestiones de mayor importancia a abordar en el corto plazo serán trabajar en su visibilidad y en la "reestructuración de la deuda". "Si eso se consigue, la compañía tiene vida y apuesto por ello", aseguró, recordando que el propio administrador concursal también se ha expresado en ese sentido.

QUITA DEL 75%

Sobre la deuda, ha destacado que habrá que hacerla "asequible a la dimensión y generación de fondos de la compañía" lo cual, según indicó, pasará por una quita "importante", que estimó en el 75 por ciento.

En todo caso, insistió en que se trata de una estimación, pues el plan de viabilidad no estará listo hasta "mediados del mes que viene". "Pero las líneas directrices serán esas", apuntó.

Urgoiti, quien aseguró que ya ha hablado con algún banco, admitió que se trata de una quita elevada, y si bien mantuvo que "a todo el mundo le molesta perder dinero", también apostó por que haya "sentido común".

El recién elegido presidente del Consejo de Administración aseguró mirar al futuro con "esperanza y optimismo", pero también se mostró consciente de que hay "mucho que hacer y poco tiempo para hacerlo", aludiendo a cuestiones como el hecho de que "hay que cerrar estos meses y el año 2012".

SIN TEMOR A DESLOCALIZACIÓN

En sus primeras declaraciones como presidente de la compañía, ha asegurado que "en absoluto" teme por una posible deslocalización de la pesquera, a la que aludió como "segunda empresa gallega" -después de Inditex--. Así, tras recordar que el fundador de Pescanova era gallego, manifestó su "respeto a las raíces, el origen" y al propio "nombre" de la compañía.

A ese respecto, reconoció como "obvio" que ha habido una gestión "errónea", por el gran endeudamiento, si bien ha insistido en que "es un nombre buenísimo en España y el mundo".

PROCESOS JUDICIALES

Preguntado sobre si se ha hablado en la primera reunión del Consejo sobre la imputación al presidente de Damm, Demetrio Carceller -por un asunto ajeno a Pescanova--, explicó que no se abordó ese asunto y, tras estimar que se trata de una "cosa que se resolverá seguro", recordó que "es un tema muy antiguo".

En cuanto al proceso judicial sobre Pescanova que se sigue en la Audiencia Nacional, consideró que "para los gestores antiguos puede ser un problema importantísimo" pero descartó que vaya a suponer algún contratiempo para la compañía. Así, indicó que el auto en el que se imponen finanzas civiles a Pescanova "se está hablando y recurriendo" pues, según estimó, "jurídicamente no está bien planteado" y sería "absurdo cargarse la compañía, que aquí hay 12.000 personas".

Finalmente, también aseguró no tener dudas sobre los miembros del nuevo Consejo de Administración que ya fueron anteriormente consejeros ya que, según destacó, fueron ellos los que "denunciaron la situación" en la que se encontraba Pescanova.