José Ramón Rebollada centrará su segundo largometraje documental en la Maqbara de Ávila

Rubén Arroyo y José Ramón Rebollada, en la presentación del nuevo largometraje. / Foto: Antonio S. Sánchez

Tras el éxito de la película ‘Poder Contra Verdad’, el periodista vallisoletano residente en la capital abulense, centra ahora su trabajo en sacar a la luz, gracias a la nueva productora DronSky S. Coop.,  todo lo referente al cementerio musulmán descubierto en la pasada década de los noventa y cuyo rodaje comenzará de forma inminente. 

La productora audiovisual abulense DronSky S. Coop., recientemente creada, ha anunciado el inicio del rodaje de una película documental centrada en el descubrimiento, excavación, estudio y posterior desaparición de la Maqbara de Ávila, dirigida por el periodista José Ramón Rebollada, tras el éxito de su anterior producción, ‘Poder contra Verdad’, en la que contaba los entresijos de la desaparición de la Fábrica de Harinas de la capital abulense.

 

La Maqbara, nombre que podría dar nombre al largometraje, aunque aún está por decidir, no es otra cosa que el cementerio musulmán que se localizó arqueológicamente a finales de la pasada década de los años noventa y que “fue el testimonio material más destacado de la presencia e importancia histórica de la comunidad islámica en Ávila, un ejemplo de convivencia fructífera y pacífica, el más sobresaliente de Castilla comparable a otros como Córdoba o Toledo”, ha apuntado Rebollada.

 

El documental, según ha explicado el propio director, “pretende dar cuenta de esa importancia histórica y también relatar de forma fidedigna los acontecimientos que tuvieron lugar en relación con el yacimiento”, para lo que, ha destacado, “se inició hace varios meses el proceso de recopilación de información y documentación, que ha dado como resultado la obtención de una abundante y prolija recopilación de documentos, tanto oficiales como particulares, a través de los cuales creemos tener un conocimiento preciso tanto del desarrollo científico del hallazgo como del proceso administrativo y la toma de decisiones adoptadas en su momento por los gobiernos regional y local”.

 

Sí ha querido denunciar Rebollada que, en ese proceso de búsqueda de información del proceso administrativo llevado a cabo en el momento de su desaparición, “se ha pedido al Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León poder consultar el expediente relativo a la Maqbara, una documentación que es pública y que, sin embargo, el jefe de servicio, Alejandro Núñez, sólo nos dio permiso para consultar una parte de él, mutilando nuestro derecho de poder consultar libremente y de forma íntegra un documento público para todo el mundo”. No obstante, “y pese a los prejuicios tanto temporales como económicos generados por este hecho”, ha asegurado, “hemos solicitado de nuevo el permiso para poder consultarlo”.

 

Independientemente de esta situación, apuntaba en la presentación del proyecto, “se ha decidido iniciar la fase de rodaje, para lo que se han localizado ya cerca de una veintena de exteriores y una docena de interiores, se han solicitado 29 entrevistas con los principales responsables técnicos, científicos y políticos vinculados con el yacimiento y con personajes de la comunidad islámica abulense, todo ello con un equipo técnico actual de cuatro personas, pero abiertos a la participación de más gente interesada, incluidos actores para la realización de simulaciones, además de que se ha pedido la colaboración para aquellos que pudieran ceder material fotográfico o audiovisual sobre ello.