José Narro, defensor del español 'al otro lado del charco'

José Narro, Honoris Causa (Foto: T. Navarro)

El mexicano, nuevo Honoris Causa por la USAL, aboga por “tomar riesgos” para mejorar el mundo.

El exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y actual secretario de Salud de México, José Narro Robles, ha mostrado su “sincero agradecimiento” por la distinción como nuevo doctor Honoris Causa por la Universidad de Salamanca (USAL), en cuyo acto de entrega ha remarcado la importancia de “tomar riesgos” con el propósito de mejorar las “contradiciones” de la sociedad actual.

 

“Un mundo sin ideales es un mundo sin ideas. Al nuestro le hacen falta bloques y utopías; utopías para renovar la esperanza y fijar aspiraciones superiores; bloques que no sean de aquellos que se usan para construir murallas, para aislar o dividir. Le hacen falta agrupaciones y países que reconozcan la convivencia de alinear sus intereses y de articular sus esfuerzos para eliminar la pobreza y la ignorancia”, ha apuntado.

 

Narro Robles ha recibido este título en un acto presidido por los Reyes de España y en el que también ha obtenido el mismo reconocimiento por la Universidad de Salamanca (USAL) el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, de quien el mexicano ha dicho que es “un ser humano extraordinario”.

 

En presencia del rector de la USAL, Daniel Hernández Ruipérez, el mexicano ha insistido en que el mundo actual es “fascinante y paradójico”, pues a los avances actuales con unos niveles de democracia y libertad “nunca antes” alcanzados, se suman “grandes brechas y rezagos” que han supuesto que la pobreza haya aumentado y que existan “cientos de millones de personas que sufren desnutrición, analfabetismo y que enferman de padecimientos prevenibles”.

 

Además, junto a esos “males de siempre” se suman otros que “considerábamos olvidados” como las guerras religiosas o actos terroristas que “generan muerte y sufrimiento de la manera más absurda” o “millones de personas que abandonan sus países por temor o por falta de oportunidades”, ha continuado.

 

Asimismo, Narro Robles ha hecho en su discurso un alegato por la educación que se imparte en las universidades por ser “el medio idóneo para conseervar, transmitir y recrear el conocimiento más adelantado, para comprender el significado de las raíces históricas y para sustentar el desarrollo científico y tecnológico”.

 

“La educación es la llave maestra que permite el acceso a todos los derechos humanos y al disfrute de una vida más humana, más consciente, más productiva, más digna y más feliz; en tanto que sin ella no hay justicia y tampoco democracia”, ha afirmado.

 

EDUCACIÓN Y SANIDAD

 

Y, en el Paraninfo de la USAL , el académico mexicano ha destacado que este reconocimiento es un aliciente para “seguir luchando” por la Educación y la Sanidad, los dos ámbitos en los que ha trabajado a lo largo de su carrera académica, profesional y política.

 

Entre los presentes en el Paraninfo han estado, además de los Reyes, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, la delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y el presidente del Consejo Social de la USAL, Ignacio Sánchez Galán, entre otras autoridades.

 

DEFENSA DE SU DOCTORADO

 

En cuanto a los dos reconocimientos, de Narro Robles y García de la Concha, han llegado en un evento oficial conjunto después de que lo aprobara el Consejo de Gobierno y, posteriormente, el Claustro de Doctores de la Universidad de Salamanca.

 

La proposición de ambos se llevó al Consejo y al Claustro “en reconocimiento al impulso y colaboración que han desarrollado en la creación del Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (SIELE), un proyecto estratégico de futuro para el Estudio salmantino”, ha apuntado la USAL.

 

En el caso de Narro Robles, el padrino ha sido José Antonio Bartol Hernández, director del Departamento de Lengua Española, quien ha reconocido ante las autoridades presentes los méritos del exrector de la Universidad Autónoma de México para recibir el que es su decimotercer Honoris Causa que recoge en universidades de distintos países.