José María Molina, candidato a las presidencia del Casino de Ávila, reafirma la legalidad de su candidatura

José María Molina, candidato a la presidencia del Casino de Ávila

José Maria Molina, candidato a la nueva presidencia del Casino de Ávila, cuyas elecciones se celebran mañana, despeja las dudas sobre la legalidad de su candidatura: "solicité los requisitos y presenté mi candidatura en plazos y en forma.  Posteriormente se me comunicó por escrito la proclamación oficial de la  misma, y la Comisión Gestora, que era quien podía impugnarla, no se ha pronunciado al respecto".

Mañana domingo, 9 de julio, el tradicional club social de Ávila, el Casino, celebra elecciones para elegir a su próximo presidente y a la dirección que marcará el destino de esta "institución" durante los próximos cuatro años.

 

Tras la dimisión de su anterior presidente, Santiago Curto, este club social, que cuenta entre sus socios con más de 1.700 familias, se enfrenta a una situación que hace 22 años que no vivía, ya que la presentación de una única candidatura había hecho innecesarias las elecciones hasta ahora. En esta ocasión son dos las candidaturas presentadas, la de Belén Herrero, que de ganar las elecciones se convertiría en la primera mujer que estaría a la cabeza del Casino, y la de José María Molina, cuya candidatura se ha puesto entre dicho y hoy ha querido aclarar la situación y reafirmar la legalidad de la misma a través de Tribuna Ávila.

 

José María Molina afirma que solicitó los requisitos y presentó su candidatura en plazos y forma. Posteriormente se le comunicó por escrito la proclamación oficial de la misma, "por lo que cualquier polémica sobre la candidatura debería ser trasladada a la comisión gestora, que por otro lado a día de hoy no se ha puesto en contacto conmigo, para nada".


La comisión gestora, según los estatutos, es la responsable de proclamar oficialmente las candidaturas a la presidencia, por lo que Molina no entiende las especulaciones que han surgido sobre la misma, "sobre que las actas de la comisión gestora la candidatura no cumple los requisitos".

 


José María Molina apuesta por una dirección mucho más dinámica para evitar la perdida de socios que su principal sustento. "Hay que establecer un plan estratégico a 4 años que permita adecuar la oferta y la demanda y para eso hay que establecer las prioridades de inversión que optimicen las instalaciones y que permitan que los recursos del Casino sean mejor aprovechados".


"En ningún momento he querido entrar en polémica con la otra candidatura, por respeto a la entidad y por el bien suyo, tanto yo, como mi futura Junta Directiva hemos querido unas elecciones limpias y siempre pensando en el socio y en la entidad, y si pierdo las elecciones será por que así lo ha querido el socio, felicitare al ganador, pero nunca solicitare, ni nadie de mi futura Junta Directiva, estar en otra Junta Directiva como si lo han hecho desde la otra candidatura", añadía.


Por ultimo, el candidato Molina ha querido hacer un llamamiento a todos los socios del Casino Abulense a participar en estas elecciones "con el único fin que queremos todos, el bien y la prosperidad de esta sociedad, a parte de cualquier interés personal mío y de mi futura Junta Directiva".

Noticias relacionadas